3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 27 de agosto de 2016, 09:58

Cerca de 300 coches de hasta un siglo de vida circulan hoy por Viena

Viena, 27 ago (EFE).- Unos 300 coches de época, algunos con más de un siglo de vida, se funden este fin de semana con el tráfico diario de las calles de Viena para rendir pleitesía a la historia del vehículo sobre cuatro ruedas.

La decimoquinta edición de los llamados "Días Clásicos de Viena" vivió hoy el pistoletazo de salida en la plaza del Ayuntamiento de la capital austríaca.

Circulando por emblemáticos emplazamientos de la ciudad como el Parlamento (alfombra roja incluida) o la avenida del Ring, miles de transeúntes vieneses disfrutaron de estas maravillas de la mecánica.

Se trata de marcas como Mercedes Benz, Volkswagen, BMW, Porsche, Ford, Ferrari, Chrysler o Jaguar, pero también otras, ya desaparecidas, como la suiza Zedel o la alemana Horch.

Johannes Eckmann es copiloto de un Tatra 57A, construido en la entonces Checoslovaquia en 1935.

Para este jubilado austríaco el coche "puede tener una vida de hasta 2.000 o 3.000 años, si se cuida bien".

"Lo que está claro es que no durará 12.000 años", bromea en declaraciones a Efe en Viena.

El Tatra 57 tiene un valor "incalculable" para Eckmann, que no sabe "exactamente" su precio actual en el mercado.

Pero lo que está claro es que no tiene pensando venderlo, ya que la próxima generación de su familia "ya está esperando poder disfrutar del coche", sentencia.

Karl Piltz, propietario de un Chrysler Finer 70, construido en Estados Unidos en 1924, cuenta con orgullo que participa por décima vez en este evento. "Seguiré viniendo", asegura a Efe.

El más antiguo de todos los vehículos que participa en esta edición del evento es un Ford R, modelo de 1907.

Viena tiene una larga tradición automovilística y fue precisamente en la entonces capital imperial donde el ingeniero Siegfried Marcus hizo funcionar en 1870 uno de los primeros prototipos de vehículo con motor de gasolina.