17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
sábado 12 de agosto de 2017, 12:40

¡Cavernícola!: La respuesta de los campesinos a la ministra de Hacienda

Los mismos palos que utilizan en cada marcha por el centro de Asunción ahora cumplieron otra misión. Un hule negro fue la base de la irónica respuesta de labriegos a la ministra de Hacienda, Lea Giménez.
Lea Giménez los trató de cavernícolas, días atrás, cuando en un programa de televisión habló del pedido de subsidio a la deuda campesina. Luego de varios días de relativo silencio, hoy en la Plaza de Armas decidieron hablar.

En medio de cánticos eufóricos, los mismos palos que llevan en las manos en cada protesta hoy sirvieron de materia prima para escribir sobre un hule negro la palabra "cavernícolas" en el suelo como una manera para, supuestamente, identificarse ante la ciudadanía.

Lo hicieron para responder con ironía a la ministra de Hacienda. Dijeron que permanecerán firmes hasta que el Congreso se ratifique en otorgarles el subsidio que piden desde hace más de 23 días en la capital del país.

En medio del descanso del fin de semana se reunieron hoy en la Plaza de Armas y se manifestaron de manera distinta. No marcharon por el centro de Asunción. Sin embargo, se reunieron y a los gritos recordaron a las autoridades que siguen firmes en sus propuestas y reclamos.

Así respondieron a Lea Giménez:

Campesinos en la Plaza.
Video: Raúl Cañete.

¿POR QUÉ PROTESTAN LOS CAMPESINOS?

Los trabajadores del campo están preocupados por no poder honrar sus deudas con el Banco Nacional de Fomento (BNF) y entidades privadas. Piden que el Gobierno condone los compromisos financieros y subsidie las deudas. Los campesinos estiman que la deuda del sector con las entidades financieras privadas asciende a USD 22,8 millones.

Los manifestantes alegan que la entrega de semillas en malas condiciones por parte del Ministerio de Agricultura, la poca asistencia técnica, la falta de precio de mercado a sus productos y el clima llevaron a que sus cosechas no sean rentables y no puedan pagar las deudas contraídas.

Las protestas se iniciaron el pasado martes 11 de julio, pero una gran cantidad de campesinos de distintas partes del país ya empezaron a llegar al microcentro de Asunción un día antes, el lunes 10 de julio.

Los labriegos realizan sus protestas diariamente con marchas por las calles céntricas. Con el correr de los días, las movilizaciones buscaban generar mayor impacto con el cierre de calles y los cambios repentinos de itinerarios.

Piden declarar en emergencia la agricultura familiar campesina y el subsidio de sus deudas.

APARECEN EN ESTA NOTA