17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 25 de marzo de 2017, 01:00

Catorce países miembros de la OEA llaman a Venezuela a liberar presos

Gobiernos de varias naciones expresaron preocupación por la situación que atraviesa el país. Nicolás Maduro acusó al titular de la OEA, Luis Almagro, de promover una intervención internacional en su país.

AFP

WASHINGTON - EEUU

Catorce países americanos urgieron a Venezuela a que libere sus presos políticos y fije un calendario electoral, pero se alejaron de la propuesta del secretario general de la OEA de expulsar a Caracas del ente continental.

En una declaración conjunta, difundida por las cancillerías mexicana y brasileña, los 14 países consideraron "urgente" que en Venezuela "se atienda de manera prioritaria la liberación de presos políticos, se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional, según la Constitución, y que se establezca un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas". La declaración fue suscrita por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EEUU, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

ELECCIONES EN 2018. Las elecciones presidenciales en Venezuela están previstas para diciembre de 2018, mientras que las de gobernadores, que debieron realizarse en diciembre, fueron aplazadas para 2017 y aún no tienen fecha.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien esta semana equiparó a Venezuela con una dictadura, emitió la semana pasada un voluminoso informe de 75 páginas sobre la situación política venezolana, donde sugirió inclusive suspender del organismo continental a ese país en caso de que no convoque en breve elecciones generales "libres, justas y transparentes".

En respuesta, el gobierno del presidente Nicolás Maduro acusó a Almagro de promover una intervención internacional en su país. Los 14 países se manifestaron profundamente preocupados por la situación de crisis política, económica y social en Venezuela, y aseguraron que evaluarán con detenimiento el informe del ex canciller uruguayo con miras a acordar el curso de acción que corresponda. En su misiva, también pidieron a Venezuela garantizar la efectiva separación de poderes y el respeto al estado de derecho y a las instituciones democráticas.

Sin embargo, consideraron que la suspensión de un país miembro, como se desprende de la propia Carta Democrática Interamericana, es el último recurso.