3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 26 de junio de 2016, 11:37

Casi 80.000 firmas fraudulentas eliminadas de la petición para otro referendo

Londres, 26 jun (EFE).- La comisión de peticiones de la Cámara de los Comunes británica informó hoy de que ha eliminado 77.000 firmas fraudulentas de la petición ciudadana al Parlamento para que el Reino Unido celebre otro referéndum sobre la permanencia en la UE.

La presidenta de la comisión, Helen Jones, ha señalado que se toman el asunto "muy seriamente" y continuarán investigando la procedencia de las rúbricas, que ascienden ya a 3,2 millones.

Según la prensa, algunas de las firmas que secundaban la petición procedían de países extranjeros, entre ellos Corea del Norte.

"La gente que añade firmas fraudulentas debe saber que está socavando la causa que pretende defender", aseveró Jones en su cuenta de Twitter.

La petición, introducida en la página web del Parlamento por un ciudadano que se ha identificado como William Oliver Healey, es la más suscrita de la historia parlamentaria británica.

Healey explicó hoy en Facebook que inició la petición antes de la consulta en previsión de que ganara el campo favorable a la UE, precisamente para "hacer más difícil" su victoria.

"Debido al resultado, la petición ha sido ahora secuestrada por la campaña favorable a la permanencia", lamentó el promotor, que insistió en su apoyo al "brexit".

La comisión examinará el martes la solicitud y posiblemente fije una fecha para debatirla.

El Parlamento británico se compromete a debatir todas las peticiones ciudadanas que superen las 100.000 firmas.

Varios políticos y analistas han indicado que es imposible que se celebre en el país otro referendo, además de señalar que la petición en sí es nula, pues en la práctica pide la aplicación de legislación retroactivamente.

El texto, que ahora se sabe que fue introducido antes de la votación, pide a los parlamentarios la "implementación de una norma por la cual si el voto por salir o quedarse (en la UE) está por debajo del 60 %, con una participación inferior al 75 %, debería convocarse otro referéndum".

El 51,9 % de los votantes escogieron el pasado 23 de junio romper los lazos con Bruselas, frente a un 48,1 % que prefería mantenerse en la UE, en una consulta en la que se alcanzó el 72,1 % de participación.

El catedrático de Política John Curtice ha advertido de que la petición "no significa nada", pues los millones de personas que la suscriben están muy por debajo de los 17,4 millones que respaldaron el "brexit" -comparado con 16,1 millones favorables a la permanencia-.

El diputado laborista David Lammy ha propuesto "detener la locura del 'brexit'" y que el Parlamento "soberano" revierta el resultado de la consulta, pero el resto de los políticos ha dicho que la decisión del pueblo es definitiva y el país tiene ahora que reaccionar para resolver su futuro.