25 de febrero
Sábado
Muy nublado
23°
33°
Domingo
Mayormente nublado
23°
33°
Lunes
Muy nublado
24°
34°
Martes
Chubascos
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
sábado 11 de febrero de 2017, 07:11

Casanova lleva a la Berlinale su obsesión por el rosa y las deformidades

El joven realizador español Eduardo Casanova llevó hoy a la Berlinale su obsesión por el rosa y las deformidades con su filme debut "Pieles".

EFE

Arropado por su equipo, las actrices Macarena Gómez, Ana Polvorosa e Itziar Castro, el actor Eloi Costa, la productora, Carolina Bang -todos vestidos de rosa-, así como los productores Álex de la Iglesia y Kiko Martínez, Casanova -por supuesto, también de rosa- hizo gala de su gran personalidad y dinamismo defendiendo su arriesgada propuesta en rueda de prensa.

"Referentes tengo como todo el mundo, pero no hay nada más inspirador que la realidad absoluta", dijo al referirse a su cinta, protagonizada por personas físicamente diferentes, obligadas por ello a esconderse, recluirse o unirse entre ellas ante la dificultad de enfrentarse a una sociedad que excluye y maltrata al que se sale de lo que es considerado normal.

De la Iglesia, por su parte, afirmó que la película le recuerda "a un sueño en el que Hello Kitty lleva pistola automática".

La película es, según el productor, "una enorme barbaridad rosa" y "un maravilloso cuento de terror moral", que ocurre cuando el monstruo no es el que normalmente pasa por monstruo debido a su deformidad, sino las personas consideradas socialmente como normales.

"Los que normalmente llamamos monstruos, aquí son los héroes de una tragedia en la que buscan su manera de acomodarse al mundo". subrayó.

Según De la Iglesia, lo que caracteriza a Casanova es su "ansia por trastocar o transformar todos los valores".

Para Casanova, que comenzó como actor a los doce años interpretando a Fidel en la serie de televisión "Aída", el momento más bonito del filme fue el rodaje, dijo, porque su obsesión siempre fue el cine.

"Te coloca en un lugar de libertad absoluta en el que puedes contar tu universo", precisó.

El rosa y el lila, colores que inundan la película, asociados normalmente a la mujer, a lo femenino, a lo dulce y lo cándido, sirven aquí de contraste para contar historias dolorosas, horribles y oscuras, reveló Casanova.

"Tengo una obsesión y una extraña enfermedad con el rosa y creo que si tengo la oportunidad de seguir dirigiendo, lo haría siempre en rosa, aunque la historia no lo necesitase", afirmó.

"Pieles", que se proyecta dentro de la sección Panorama, la segunda en importancia de la Berlinale, está nominada a mejor ópera prima y a los Teddy, galardones que distinguen el cine de contenido homosexual.

"Estoy un poco nervioso y me he olvidado el ansiolítico", confiesa Casanova antes de cerrar la rueda de prensa y ante el estreno esta noche de su película.