21 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 6 de abril de 2017, 02:00

Cartes se empecina con aprobar la enmienda y fracasa diálogo político

¿Quién decide si es constitucional o no (la enmienda)?, se preguntó Cartes ayer durante el encuentro con los sectores. Dijo que deben decidir tres millones de paraguayos y no un grupo de legisladores.

El presidente Horacio Cartes se empecinó con la idea de seguir con el plan de enmienda para la reelección presidencial y fracasó la mesa de diálogo con la oposición que él mismo convocó buscando zanjar la crisis política iniciada por culpa de la postura oficialista y de sus aliados de forzar la aprobación del proyecto que busca modificar la Carta Magna.

Esta crisis tuvo su punto más álgido el pasado viernes cuando tras una feroz represión policial una furiosa multitud quemó una parte del edificio del Congreso y terminó con el asesinato del dirigente juvenil del PLRA, Rodrigo Quintana, en manos de la Policía.

Puntualmente a las nueve arrancó ayer la reunión en la sede del ex Seminario Metropolitano, teniendo como mediador a monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción.

El encuentro se prolongó hasta casi el mediodía, con una pausa de cinco minutos. Cartes estuvo acompañado de sus colaboradores Juan Carlos López Moreira (jefe de Gabinete), Darío Filártiga (asesor político) y Arnaldo Franco (secretario privado).

También estuvieron sus aliados políticos Pedro Alliana, titular de la ANR; Esperanza Martínez, presidenta del Frente Guasu; Jorge Oviedo Matto, del Unace, y Hugo Velázquez, presidente de la Cámara de Diputados.

Entre sus adversarios estuvieron los senadores Roberto Acevedo, presidente del Congreso, y Adolfo Ferreiro, titular de Avanza País.

En la reunión no hubo acuerdo sobre la enmienda con lo que se cierra la posibilidad de seguir con el diálogo para destrabar la situación.

Lo único que consensuaron en la reunión con Cartes fue que el Senado empiece a funcionar normalmente una vez que haya convocatoria. Los 25 senadores oficialistas que aprobaron a tambor batiente la enmienda no estaban asistiendo, luego de la sesión paralela que realizaron, que fue la causante de la crisis.

POSTURA ANTIENMIENDA. Cada uno de los asistentes dio su visión de la crisis al término del encuentro.

Acevedo leyó el pronunciamiento que entregó, en donde exige a Cartes que retire el proyecto de enmienda. Sin embargo, los cartistas siguieron su libreto e insistieron en que hay que llevar el tema a un referéndum. En principio quedaron que la reunión proseguía mañana, para la cual quedaron en invitar a Fernando Lugo, pero al final Acevedo ni los demás sectores de la oposición ya no asistirán.

El titular del Congreso exigió además del retiro del proyecto de enmienda, que se investiguen los hechos violentos del viernes y que la violencia no parta del Gobierno.

Cartes expresó que no es constitucionalista y que le parecía que habiendo tanta discusión en este tema que estaba de acuerdo con lo señalado por la senadora Esperanza Martínez de que sea la gente la que decida en el referéndum.

"Pedimos urnas. Que no sean los 80 diputados o 45 senadores los que decidan, sino tres millones de electores. ¿Quién decide si es constitucional o no?", expresó el mandatario durante la reunión. El presidente del Congreso, quien fue interpelado por sus detractores, señaló que Cartes no da marcha atrás en su proyecto de enmienda.


Esperanza Martínez insiste en que "el pueblo decida"

Durante el diálogo instalado ayer, el presidente Horacio Cartes se adhirió a la posición de la senadora del Frente Guasu (FG) Esperanza Martínez, quien al plantearse el tema de la discordia: El proyecto de enmienda constitucional para la reelección presidencial, dijo que hay que "dejar que el pueblo decida", según relató el presidente del Congreso, Roberto Acevedo.

Lo que equivale a aprobar la enmienda para que a continuación el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) convoque a un referéndum para que los ciudadanos expresen si acompañan o no la reelección. La legisladora dijo luego a ÚH que para ella el problema no es que se retire ese proyecto, que se halla para su estudio en la Cámara de Diputados, sino cómo se resuelve la crisis política instalada en el país.

"La enmienda puede ser resuelta solamente a través del voto de 80 personas o la participación de 3 millones de personas", señaló la legisladora que insistió en que, "si hay celo de institucionalidad", se deje a Diputados deliberar sobre el tema.

En horas de la tarde y a través de un video, la parlamentaria dijo que durante el diálogo pidió el esclarecimiento de todos los hechos violentos del viernes y madrugada del sábado últimos. "Hemos responsabilizado al presidente Cartes de la actuación que tuvo la policía en ese día tan doloroso para el pueblo paraguayo", particularmente en el asesinato del joven dirigente liberal, Rodrigo Quintana.


Colorados y Frente Guasu llevarán gente a la plaza

Según el titular del Senado, Roberto Acevedo, durante la mesa de diálogo, el presidente de la ANR, Pedro Alliana, lanzó una sutil amenaza al manifestar que "fácilmente" podría llamar a las bases y reunir a 20 mil personas en la Plaza de Armas para que se manifiesten a favor de la enmienda. Precisamente anoche un dirigente colorado confirmó que este lunes, a las 19.00, se realizará una manifestación pacífica frente al Congreso Nacional para que "la gente decida".

Hugo Richer, senador del FG, dijo que se debe llenar la plaza porque se está "a un paso de la victoria".