26 de septiembre
Martes
Mayormente despejado
19°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
33°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
20°
32°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 16 de marzo de 2017, 02:00

Cartes modifica IRP, pero mantiene el tope a las inversiones deducibles

Se promulgó ayer el decreto que modifica algunos artículos del nuevo reglamento y pospone su entrada en vigencia. Empresarios están conformes, pero analizan impulsar nueva ley para cambiar la limitación.

El presidente de la República, Horacio Cartes, firmó ayer el decreto 6910, por el cual se pospone la entrada en vigencia del nuevo reglamento del impuesto a la renta personal (IRP) y se modifican algunos artículos del régimen, plasmando así el acuerdo al que había llegado el Ministerio de Hacienda con los empresarios nucleados en la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco).

La normativa establece que los cambios introducidos al IRP por decreto 6560/16 recién serán aplicados para liquidar el ejercicio fiscal 2017 y no para el 2016, como se establecía en principio.

En su artículo segundo, estipula la modificación de los artículos 7, 18 y 31 del reglamento vigente. En ese sentido, se detalla que en caso de la venta de inmuebles, cesión de derechos y venta de acciones, el contribuyente deberá tributar sobre la ganancia de capital.

Para los ingresos percibidos, se aclara que se considerarán gravados a partir del cobro efectivo de dividendos, utilidades o excedentes (ver infografía).

Se mantiene. Sin embargo, la normativa presidencial mantiene un punto que hasta ahora ha sido muy cuestionado por empresarios, contadores y abogados tributaristas.

El decreto 6910, si bien permite que las pérdidas fiscales sean arrastradas siempre que provengan de gastos admitidos, vuelve a limitar las inversiones deducibles hasta el total de los ingresos del ejercicio que se liquida, salvo que el excedente provenga de préstamos financieros.

Es decir, un contribuyente seguirá sin poder usar sus ingresos de años anteriores, ahorros o herencias para realizar inversiones que puedan ser deducibles a la hora de liquidación del IRP.

Además, el mismo apartado de la nueva norma establece que las pérdidas fiscales solamente pueden ser arrastradas al próximo ejercicio cuando se hayan hecho en educación y adquisición, refacción o remodelación de un inmueble para la vivienda.

Finalmente, el decreto 6910 fija que la liquidación del impuesto que corresponde al año pasado se hará en mayo, con el formulario en vigencia. Anteriormente se había puesto a junio como mes de vencimiento del pago.

Conformidad parcial. Para el titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Luis Villasanti, el decreto refleja lo acordado con Hacienda dos semanas atrás. La ARP, junto a la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Cámara de Comercio y Servicios, como miembros de Feprinco, fueron los principales promotores del acuerdo.

Villasanti comentó que se logró que se respete el principio de irretroactividad de la ley y la tributación sobre las ganancias y lo realmente percibido.

Sin embargo, remarcó que pese a las intensas negociaciones, no se pudo llegar a un acuerdo sobre las inversiones deducibles.

Resaltó que el panorama es un poco incierto en ese aspecto, ya que la Ley del IRP permite que todas las inversiones se puedan descontar a la hora de la liquidación.

En ese sentido, explicó que con los demás gremios de la Feprinco analizarán impulsar una nueva ley para lograr los cambios a la deducibilidad.

"No nos queda otra que aceptar el decreto, porque ahora ya no sacarán otro para cambiar ese tema (de las deducciones). Entonces, lo que nos queda es plantear otra ley para cambiar", manifestó el titular de la ARP.

Embed