19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 6 de junio de 2017, 01:00

Cartes designa a la nueva cúpula del BNF, sin participación privada

El Poder Ejecutivo promulgó los decretos correspondientes a las designaciones de nuevos miembros titulares del Consejo de Administración del Banco Nacional de Fomento. El hasta ayer viceministro de Administración Financiera de Hacienda, Ramón Isidoro Ramírez Caballero, fue nombrado miembro del Consejo.

Luego de una semana en la que muchos especulaban incluso que Ramírez Caballero pasaría a ser ministro de Hacienda, en reemplazo de Santiago Peña –quien renunció para candidatarse por el partido de Gobierno– finalmente recayó en la persona de quien fuera segundo del fisco la designación de miembro de la cúpula del BNF, tras la promulgación de la Ley 5800, que reforma la Carta Orgánica de esta banca de desarrollo.

Por otro decreto similar, se nombró a Santiago Jesús De Filippis Céspedes, ex gerente de Operaciones de la Unidad Ejecutora de Proyectos del MOPC, también como miembro de la directiva. Le reemplaza en el cargo dentro del Ministerio de Obras el ingeniero Hugo Miranda, quien ocupará además interinamente el cargo de gerente de Reconversión Urbana y Metrobús.

Por su parte, Juan Manuel Gustale Cardoni, quien fuera director del Departamento Jurídico Sector Entidades Financieras del Banco Central del Paraguay, fue designado como tercer miembro; en tanto que Martha Cristina Zacarías de Sarubbi, quien estaba como representante del Ministerio de Agricultura y Ganadería ante el Consejo del BNF, es ahora también miembro titular.

Cabe destacar que el actual presidente de la banca de desarrollo, Carlos Pereira, continuará en el cargo.

Uno de los aspectos que cambian con la nueva Carta Orgánica, según el proyectista Pablino Rodríguez, es que el BNF permitía el otorgamiento de los préstamos con garantía hipotecaria hasta el 60% del valor de mercado de un inmueble, cuando que la banca privada puede llegar hasta el 100%.

El Ejecutivo también argumentó a favor de la nueva Carga Orgánica, expresando que en la última década se observó un gran incremento del volumen de créditos en relación al PIB (pasando de un ratio de aproximadamente 17% a cerca del 45%), lo que es un buen indicador de la profundización financiera.

Por esta razón se busca que la banca pública tenga la capacidad técnica y legal para enfrentar los desafíos que impone el mercado y, a su vez, le permita avanzar con el cumplimiento de su rol social.