9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 9 de julio de 2016, 02:00

Cartes afirma que dio su primera dosis de críticas contra opositores

“Una dosis nomás. Vamos a hablar mucho, pero de a poco”, respondió ayer el presidente Horacio Cartes en respuesta a la consulta de los periodistas, que buscaban arrancarle algunas declaraciones, tras su participación en un acto oficial en el Hotel Sheraton.

La respuesta de Cartes se da luego de que el jueves, en la localidad de Alto Verá, Departamento de Itapúa, arremetió contra los opositores que criticaron su informe de gestión presentado ante el Congreso Nacional el pasado 1 de julio.

El presidente de la República calificó de sinvergüenzas a los opositores y dedicó un capítulo especial al senador Eduardo Petta, quien mantuvo un mano a mano con el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, para debatir sobre sus números en materia de ejecución de obras.

Cartes fustigó a Petta y puso en tela de juicio su labor como senador en el Departamento de Itapúa, de donde es oriundo. También señaló que el legislador tiene intereses creados en la Patrulla Caminera.

Las críticas del mandatario también alcanzaron al nuevo titular del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre, e hizo mención de la investigación contra Rafael Filizzola, por el caso de la compra de helicópteros.

PULSEADA. El presidente mantiene una guerra de baja intensidad contra los opositores de la Cámara de Senadores. Allí hubo una fuerte pulseada por la presidencia del Congreso, en donde finalmente el cartismo perdió con la designación del liberal Roberto Acevedo.

Desde el Ejecutivo están impulsando una serie de estrategias para lograr una mayoría en el Senado. La principal preocupación del Gobierno es que se puedan rever los proyectos que impulsa.

Otro tema que debe ser aprobado por el Congreso es la reforma constitucional, que ya fue planteada a instancias de la Justicia Electoral. La idea es que se pueda realizar el próximo año y allí se plantee oficialmente la modificación de la Carta Magna para instalar la figura de la reelección presidencial.

Sin embargo, Cartes y su equipo político necesitan del voto en la Cámara de Diputados y, posteriormente, en la Cámara de Senadores, donde tiene el principal problema.

Hasta el momento, en las filas liberales hay rechazo a la posibilidad de acompañar la propuesta. La otra alternativa que tiene el cartismo es impulsar la reelección vía enmienda constitucional.

Esto, a pesar de que oficialmente Cartes no cerró totalmente las puertas a la idea de buscar otro periodo de mandato. Sus principales aliados dan señales de querer impulsar el proyecto político.