20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 7 de abril de 2017, 10:08

Cartes abre nueva sesión de mesa de diálogo con ausencia de la oposición

Asunción, 7 abr (EFE).- La mesa de diálogo organizada por el presidente paraguayo, Horacio Cartes, comenzó hoy su segunda sesión sin la presencia de los partidos que se oponen al proyecto de reelección presidencial, origen de la ola de violencia de hace una semana y el principal tema de la reunión convocada por el mandatario.

El encuentro dio comienzo con un rezo oficiado por el Arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, quien participa junto al presidente de Diputados, el oficialista Hugo Velázquez, el presidente del gobernante Partido Colorado, Pedro Alliana, y la senadora Esperanza Martínez, presidenta del Frente Guasú, junto a otros dos formaciones con minoritaria representación parlamentaria.

Al foro, en el Seminario Metropolitano, no acudió el presidente del Senado, Roberto Acevedo, quien tras la primera sesión, el miércoles, anunció que no volvería a sentarse si no se retira el polémico proyecto de enmienda constitucional para facultar un segundo mandato presidencial.

Tampoco estuvo Efraín Alegre, líder del Partido Liberal, el mayor de la oposición, que no estuvo el miércoles al plantear la misma condición que Acevedo.

Alegre exigió además el esclarecimiento de la muerte de Rodrigo Quintana, el joven militante de esa formación que falleció por el disparo de un policía cuando un grupo de uniformados irrumpió en la sede del Partido Liberal.

A la segunda jornada tampoco se presentó el expresidente paraguayo Fernando Lugo, del Frente Guasú, si bien del miércoles se anunció que iba a ser invitado.

Sin embargo la senadora Martínez declaró a los medios que Lugo no recibió la correspondiente invitación del Ejecutivo.

La concertación de Lugo y el Partido Colorado, de Cartes, son los principales impulsores del proyecto de enmienda constitucional, un mecanismo que busca habilitar un segundo mandato presidencial, prohibido por la Constitución.

El proyecto fue aprobado el pasado viernes por 25 senadores que votaron en una reunión que se realizó en la oficina parlamentaria del Frente Guasú, en ausencia del resto de legisladores y del presidente del Senado, quien dijo que fue un acto ilegal.

Tras esa votación, grupos de manifestantes se enfrentaron con la Policía en las inmediaciones del edificio del Congreso, que fue parcialmente incendiado y sufrió graves daños materiales.

Las protestas dejaron decenas de heridos por la intervención policial, más de 200 detenidos, y la muerte de Roberto Quintana, de 25 años, presuntamente a manos de un policía que intervino en la sede del Partido Liberal.