25 de febrero
Sábado
Muy nublado
23°
34°
Domingo
Mayormente nublado
23°
33°
Lunes
Muy nublado
24°
34°
Martes
Chubascos
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 4 de julio de 2016, 01:00

Carta a la Directora

A continuación publicamos una parte de la carta remitida por la viceministra de Tributación, Marta González Ayala, con relación al artículo Im(previsión), publicado en el Diario en la página 24 de la edición del 1 de julio.

Señora Directora:

Entiendo y respeto profundamente la labor del periodismo, y no suelo detenerme a contestar las publicaciones, muchas veces sesgadas y ausentes de objetividad, no porque no me interese hacerlo, sino sencillamente porque mi trabajo diario me insume muchísimas horas, y no me da tiempo para responder en todos los casos.

Me permito expresar los siguientes comentarios con relación al mismo, más aún considerando que las reformas relacionadas con el sistema Marangatu serán con seguridad uno de los legados más importantes que dejará esta administración.

En primer lugar, quiero señalar que nunca hemos ocultado la verdad sobre los serios problemas que venimos afrontando con el viejo Sistema Marangatu, el cual como sabrá, lo heredamos de administraciones anteriores, y casi sin actualizaciones ni mantenimiento desde hace unos 8 años. Esta administración, Señora Directora, lleva trabajando apenas menos de 3 años, por lo que si se pretende ser objetivo, no se nos puede imputar una responsabilidad QUE NO NOS CORRESPONDE. De lo contrario, se deja traslucir una inquina que daña, y no ayuda a construir ciudadanía, tarea esta que considero que es el fin esencial de la prensa libre.

En todo este tiempo, las áreas técnicas de la SET han venido meticulosamente identificando el origen de las fallas del Sistema y las causas de su lentitud, y no han sido pocas las madrugadas y fines de semana en que nuestros funcionarios públicos, silenciosamente y sin alardeo, llevaron a cabo en este tiempo los ajustes y actualizaciones tecnológicas de emergencia, para evitar en la medida de lo posible, incomodidades a los usuarios.

Sería bueno por ello, que las opiniones periodísticas aporten toda la objetividad necesaria para que la ciudadanía pueda analizar un tema que –en mayor o menor medida– afecta a todos, señalando por ejemplo, al tiempo de mencionar las dificultades que actualmente estamos enfrentando, que hasta hace pocos años, los contribuyentes insumían al menos mediodía de cada mes, para llegar hasta la SET a presentar personalmente sus Declaraciones Juradas en sendos documentos en papel. Podría mencionarse también, lo comprensible que resulta que la gente ya se haya acostumbrado en este tiempo a las facilidades y enormes mejoras que se han incorporado en los últimos años, en los diferentes procesos que están obligados a cumplir, y que con un solo clic, en pocos minutos, las 24 horas, los 7 días de la semana y los 365 días del año, hoy día presentan dichas declaraciones desde sus propios domicilios fiscales; remiten los informes que les son requeridos, y pagan sus impuestos sin formar filas ante ninguna ventanilla.

Sinceramente, creo que algo de eso le faltó al artículo, que en cambio dice que “... se obliga a los contadores a estar frente al computador las 24 horas del día”. Eso es faltar a la verdad, pues en estos años, como máximo, fueron unas 4 o 5 horas, y solo unas pocas veces, que el sistema dejó completamente de funcionar. Una de esas veces, personalmente, dispuse bajar el Sistema, para hacer los ajustes e identificar el origen del problema que estábamos enfrentando: Fue en octubre pasado, luego de que en un solo día se presentaran deliberadamente más de 12.000 declaraciones rectificativas, incluso, de periodos prescriptos, cuando lo habitual era recibir solo unas MIL al día. ¡¡NO - hay - sistema - en - el - mundo - que - no - colapse, con tamaña invasión simultánea!!

En ese caso, se solucionó el problema en cuatro horas y media. Si su Diario tiene interés, gustosos podemos mostrarle el registro estadístico del monitoreo que minuto a minuto lleva la SET sobre el funcionamiento del Sistema y sobre la magnitud de los registros que recibimos segundo a segundo.

El articulo tampoco dice, a pesar que les hemos informado reiteradamente, que las mejoras proyectadas al Marangatu son sumamente relevantes; que vamos a incorporar tecnología de punta a la estructura completa, y que todo eso ¡¡NO - SE - HACE - DE - UN - MES - A - OTRO!!

Si no hubiéramos descubierto y denunciado estos casos (gracias entre otras cosas a que forzamos al máximo al Marangatu), por supuesto que no hubiéramos tenido ninguna queja; no habrían Judas Kái con la figura de MARTA, ni contadores, ni auditores protestando y pidiendo la destitución de la viceministra.

En cambio, hubiéramos recibido plaquetas de honor al mérito, medallas de oro a la ilustre colega, y varias loas más por mantener el statu quo y reafirmar que una persona que viene a servir a su país desde un cargo público tiene que mantenerse dentro de un ambiente de conformismo y mediocridad, sin molestar a nadie, dejando todo tal cual está. Es por eso que le hemos venido exigiendo más y más al Sistema que heredamos, no solo para recaudar más, sino también para poner a disposición de los contribuyentes mejoras sustanciales para facilitarles el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.