23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 16 de abril de 2017, 11:50

Cardenal pide que cese la violencia y desaparezca la corrupción en Honduras

Tegucigalpa, 16 abr (EFE).- El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, pidió hoy que cese la violencia criminal y que desaparezca la corrupción en Honduras, flagelos que tienen profundas raíces en su país.

Rodríguez se refirió a la violencia criminal y la corrupción en Honduras durante la misa del Domingo de Resurrección, que marca el final de la Semana Santa y que ofició en la catedral de Tegucigalpa ante centenares de católicos de todas las edades.

"No podemos seguir simplemente revolviendo lo mismo en nuestro país, no podemos seguir simplemente en el crimen, en la violencia, en la corrupción", expresó el prelado hondureño, quien encabezó las principales actividades religiosas de la Semana Santa en la capital hondureña.

El cardenal señaló que los hondureños han "resucitado con Cristo", por lo que los instó a "buscar los bienes de allá arriba no los de la tierra".

Agregó que sus compatriotas tienen que "evitar otro tipo de bienes que son simplemente lo que aquí se queda, porque el que entra en la vida eterna no se va llevar de las cosas de este mundo".

La violencia causada por el crimen organizado es uno de los principales problemas de Honduras, país que registra un promedio de doce asesinatos diarios, atribuidos a diversos motivos.

El flagelo de la corrupción es, en opinión del cardenal Rodríguez, una de las causas de que en Honduras haya tanta pobreza.

De los 8,6 millones de habitantes que tiene Honduras, más del 60 % son pobres, según organismos hondureños.

La corrupción salpica a instituciones gubernamentales, el sector privado, políticos y otros sectores, según analistas locales y organizaciones que exigen constantemente transparencia y rendición de cuentas, principalmente en las dependencias del Estado, incluidos los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.