9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 4 de agosto de 2016, 01:00

Cansados de robos y asaltos, vecinos detienen a tres precoces asaltantes

Los detenidos son niños y adolescentes de 13 y 14 años, respectivamente. Luego de unas horas en el calabozo de la comisaría, fueron dejados en libertad por orden del Ministerio Público.

I.A.B de 14 años, junto con I.S.A y B.C de tan solo 13 años de edad fueron atrapados y llevados a la policía por parte de vecinos del barrio Caacupemí de Areguá, que aseguran que los tres son temibles asaltantes de la zona, que están creando zozobra en la población, despojando de sus pertenencias a varias personas, amenazando con un machetillo.

Dos mujeres, una identificada como Angélica Aguilera y la otra, como Claudia Masqueda, fueron a realizar la denuncia en la Comisaría 48ª Central, minutos después que los presuntos precoces asaltantes llegaron al lugar, llevados por los propios vecinos, que cansados de las andanzas de los menores, decidieron fundar una comisión garrote, para intentar parar ellos mismos frenar la delincuencia en el barrio.

Las denunciantes, que llegaron apoyados por un grupo de vecinos, que sostenían que los niños y adolescentes perjudicaron a alrededor de 20 personas en cuestión de pocos días. Entre las pertenencias que habrían sustraído se encontraban, teléfonos celulares, dinero en efectivo y carteras.

Solo en la noche del martes, los vecinos aseguran que los tres menores asaltaron a tres personas en cuestión de horas. Alrededor de las 19.50, habrían asaltado a una mujer que se encontraba caminando por la calle. Luego, a las 20.30, apretaron a otra víctima, también del sexo femenino y a las 21.30 habrían cometido otro robo que ya fue visto por los vecinos, que armados de valor, decidieron hacer justicia por mano propia. Según testigos, golpearon a los tres menores y luego los llevaron a la comisaría.

Los lugareños manifestaron a los agentes policiales, que hace un tiempo tienen identificados a los tres menores, que según ellos, actúan de esa forma, movidos por su adicción a las drogas.

Inimputables. La fiscala María Luján Estigarribia, que está a cargo de la investigación, explicó que ordenó la libertad de los dos niños y del adolescente, porque dos de ellos eran inimputables, por contar solo con 13 años y por no tener elementos suficientes. Con respecto al menor de 14 años, expresó que no se encontraron elementos suficientes para dejarlo tras las rejas.

La agente del Ministerio Público sostiene que no pudo constatar que los tres detenidos hayan sido golpeados por los vecinos y tampoco que sean adictos a las drogas, como manifestaron algunos de los vecinos.

Sin embargo, afirmó que sigue abierta la investigación y que el adolescente de 14 años, podría volver a ser llamado para una declaración sobre este caso.