3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 16 de noviembre de 2016, 21:20

Canadá no acepta que la amistad con EE.UU y a la vez con Cuba suponga un conflicto

La Habana, 16 nov (EFE).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmó hoy que su país rechaza que mantener una relación de amistad al tiempo con Estados Unidos y Cuba suponga conflicto alguno y confirmó que Canadá seguirá "trabajando, relacionándose e invirtiendo" en la isla, de la que es el cuarto socio comercial.

Trudeau concluyó este miércoles una visita oficial a Cuba, la primera desde que llegó al poder, y descartó que el nuevo escenario abierto en EE.UU. con la elección como presidente de Donald Trump, abiertamente contrario a la apertura hacia Cuba de la Administración de Barack Obama, vaya a repercutir en los sólidos lazos entre Canadá y el país caribeño.

"El hecho es que Canadá es desde hace mucho un buen amigo de EE.UU. y es desde hace mucho un buen amigo de Cuba, y siempre ha rechazado aceptar ninguna contradicción entre esos dos elementos, y seguiremos rechazando aceptar que esos dos elementos entren en conflicto en el futuro", subrayó.

En una rueda de prensa en La Habana con la que puso fin a su "extremadamente positiva y productiva" visita a Cuba, el gobernante canadiense resaltó los varios encuentros mantenidos con el presidente Raúl Castro, con quien reforzó los lazos bilaterales y avanzó en "asuntos importantes" para los dos países.

Canadá es el cuarto socio comercial de Cuba, con un intercambio que en 2015 rondó los 800 millones de dólares, es el principal emisor de turistas a la isla y compañías de ese país cuentan con inversiones importantes en el sector energético, minería, petróleo, la agroalimentación y el turismo.

En sus reuniones, los mandatarios acordaron además avanzar la cooperación conjunta en áreas como el cambio climático, la igualdad de género, la seguridad regional y la respuesta ante desastres.

También se concretó un programa de cooperación canadiense para aumentar la seguridad alimentaria mediante el fortalecimiento de las cadenas de producción frutal en el país caribeño, con una inversión de 6,5 millones de dólares.

Se trató asimismo sobre el lanzamiento en Cuba de un programa del Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo centrado en las alianzas en los campos de la agricultura, el cambio climático y el crecimiento económico.

Trudeau aseguró que la visita le sirvió también para tener "excelentes conversaciones" con Raúl Castro sobre derechos humanos.

Esta misma jornada el líder canadiense se reunió -sin acceso a la prensa- con ocho representantes de la sociedad civil cubana con los que habló sobre cuestiones que raramente se abordan en el país, como la homofobia, el racismo y el sexismo, según publicaron medios canadienses que acompañan en su viaje al mandatario.

El viaje sirvió asimismo al gobernante canadiense para reeditar los lazos que su padre, Pierre Trudeau, forjó con Fidel Castro cuando en 1976 fue uno de los primeros mandatarios occidentales en visitar la Cuba revolucionaria.

Cuba fue el primer destino del primer ministro canadiense dentro de una gira latinoamericana -la primera de su mandato- que seguirá el jueves por Argentina y concluirá a final de semana en Lima, donde asistirá a la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

Sobre esa gira, dijo que busca potenciar las relaciones con los "vecinos del sur" y, en el caso de Argentina, resaltó que es un país "obviamente con retos pero también con oportunidades de crecimiento".

"Ya he tenido excelentes intercambios en varias ocasiones y cumbres con el presidente Mauricio Macri y espero profundizar en los lazos de una forma en que se beneficien tanto los empleos canadienses como el hemisferio, por cuanto creemos mejores vínculos comerciales", agregó.