9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 14 de octubre de 2016, 13:05

Canadá envía a un representante especial para salvar el acuerdo comercial (CETA) con la UE

Toronto, 14 oct (EFE).- El Gobierno canadiense anunció hoy que su representante especial para el acuerdo comercial de ese país con la Unión Europea (CETA) está viajando a Europa para reunirse con los líderes de la región belga de Valonia, que votaron en contra de la ratificación del tratado.

El exministro de Asuntos Exteriores Pierre Pettigrew fue nombrado el pasado agosto representante especial del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para la promoción del Acuerdo Global Económico y Comercial Canadá-Unión Europea (CETA) ante la creciente oposición en la Unión Europea (UE) al tratado.

Pettigrew tiene previsto reunirse en París con los representantes valones, cuya región rechazó hoy el acuerdo comercial, según un comunicado emitido por el Ejecutivo canadiense, que no dio detalles sobre esas reuniones.

El rechazo de Valonia al acuerdo, que Canadá ha defendido como un modelo de tratado comercial del siglo XXI, pone en peligro la entrada en vigor del acuerdo que fue negociado por el anterior Gobierno canadiense del primer ministro conservador, Stephen Harper.

Desde que la UE y Canadá anunciaron hace dos años la finalización de las negociaciones, varios países europeos han expresado sus reticencias a ratificar el acuerdo.

La oposición de varios socios europeos provocó que Canadá aceptase revisar en enero de este año el controvertido capítulo de protección de inversiones.

Precisamente este jueves, Trudeau lanzó una clara advertencia a la Unión Europea para que los socios comunitarios ratificasen el acuerdo.

Durante una rueda de prensa junto con el primer ministro francés, Manuel Valls, que se encontraba en Ottawa de visita oficial, Trudeau afirmó que si la UE no ratifica un "acuerdo progresista" como el CETA, "¿con quién cree Europa que puede hacer negocios en los próximos años?".

Trudeau añadió que el rechazo europeo al CETA enviaría "una clara señal" al mundo de que ha elegido un camino "no productivo".