8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 13 de octubre de 2016, 12:13

Canadá advierte a la UE que necesita ratificar el acuerdo comercial bilateral

Toronto (Canadá), 13 oct (EFE).- El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, declaró hoy que si los países europeos no ratifican la próxima semana el acuerdo de libre comercio entre Canadá y la Unión Europea (CETA), "¿con quién cree Europa que puede hacer negocios en los próximos años?".

Trudeau, que hoy se reunió en Ottawa con el primer ministro francés, Manuel Valls, añadió durante una rueda de prensa que, en caso de que Europa no ratifique el acuerdo, la Unión Europea (UE) está enviando "una clara señal" al mundo de que ha elegido un camino "no productivo".

En sus declaraciones más contundentes sobre el rechazo que algunos sectores europeos han expresado en los últimos meses al acuerdo comercial, Trudeau añadió que si la UE no ratifica "un acuerdo muy progresista" como el CETA y con un "país progresista" como Canadá, "¿con quién hará negocios Europa?".

"En un mundo que está cada vez más dividido y asustado, este acuerdo aúna países que tienen intereses comunes. Es un nuevo estándar en libre comercio y también es el momento para que la UE decida de qué está a favor", afirmó.

Por su parte, Valls, quien llegó ayer a Canadá en su primera visita oficial al país norteamericano, declaró que Francia "quiere este acuerdo" y que debería "ser firmado y ratificado lo antes posible".

Valls añadió que, pese a los críticos con el CETA, el acuerdo es bueno para todos, "trabajadores, el sector agrícola, el medioambiente y el servicio público".

Trudeau y Valls, que mantuvieron una reunión a primera hora de hoy en la oficina del primer ministro canadiense en el edificio del Parlamento de Canadá, afirmaron que también trataron en su conversación sobre el compromiso de Ottawa de enviar 600 soldados a África en misiones de paz.

Valls afirmó que los dos países han acordado incrementar su cooperación en materia de antiterrorismo y la lucha contra la radicalización en sus sociedades.

En este sentido, tanto Trudeau como Valls afirmaron que el islám es parte de la sociedad canadiense y francesa.

El mandatario francés declaró que es necesario demostrar que el islám "es profundamente compatible con la democracia, la igualdad de género y, en el caso de Francia, el laicismo".

Pero Valls también defendió las diferencias entre Francia y Canadá en cuanto a la polémica por la prohibición del uso del llamado "burkini" en el país europeo.

El primer ministro galo dijo que "Francia respeta la posición de Justin Trudeau y Canadá, como sé que Canadá respeta a Francia", para añadir a continuación que prefiere hablar de los valores comunes que los dos países comparten.