23 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 14 de agosto de 2017, 01:00

Campesinos: Los olvidados en la historia

El problema de la pobreza campesina no se soluciona sin la virtud ética y política de la equidad. El Gobierno, desde abajo hacia arriba, tiene que hacer que la desigualdad entre pobres y enriquecidos se disminuya. Cosa que Cartes no sabe hacer, no quiere o no le dejan los “amos”.

Pero, aun con esta equidad, existe otra interrogante. ¿Por qué en casi todas las naciones existe el creciente empobrecimiento de los campesinos?

La primera respuesta que se me ocurre es por el permanente abandono en el que se ha tenido a esta clase social.

Pero aún existe otra causa nacida de esta.

Con el paso de los años la sociedad y el desarrollo de la vida han crecido desparejamente. Los ricos fueron acumulando su poder económico y con él fueron haciéndose los dueños de todos los adelantos modernos.

Los pobres, en cambio, frenados por la búsqueda difícil del pan de cada día, no tuvieron fuerza ni tiempo para ir fortaleciéndose.

Pongo un caso. La tecnología aplicada a la agricultura es positiva si se emplea solidariamente. La posesión de ella ha dependido del poder económico. Los ricos empresarios ya tienen maquinarias de todas las clases para arar y recoger la cosecha, drones para sembrar y transporte para los productos, mientras los campesinos todavía aran con azada o bueyes y usan (si pueden tener) la cansina carreta para recorrer grandes distancias.

Todo esto, ayudado los ricos por la voluntad de gobiernos que, por ser las mismas personas o por presiones, son favorecidos por las autoridades, mientras los campesinos pobres están abandonados, siempre temiendo que desde la capital aparezca un nacional o extranjero con documentos para quedarse con la tierra donde ha vivido esa familia por generaciones.

Actualmente, con los campesinos más de un mes viviendo bajo hule negro en la plaza, el Gobierno de Cartes se pone contra ellos y ellos necesitan de los asuncenos.