9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 11 de julio de 2016, 01:00

Campesinos denuncian al cartismo ante posible desalojo

Desde el Movimiento Campesino Paraguayo (MCP) se denunció ayer la supuesta injerencia de grupos políticos colorados afines al presidente Horacio Cartes en la lucha por la tierra liderada por los campesinos organizados de Remansito, Villa Hayes.

“En este momento, desde ayer (por el sábado), se instalaron con una comitiva de 100 personas, aproximadamente, supuestos sin tierras y acompañados por las fuerzas policiales y el presidente de seccional colorada Pedro Florentín y otro concejal, Julio César Centurión”, señala el comunicado de la MCP.

Los campesinos exigen respeto a la lucha histórica y solicitan que se encaminen soluciones efectivas a la problemática social desde las instituciones públicas.

“No más manipulación política a los compatriotas que necesitan de un pedazo de tierra”, sostienen en el documento que emitieron ayer.

Consideran irresponsable la actitud del Gobierno Nacional al promover el enfrentamiento entre compatriotas, en lugar de plantear soluciones a los graves problemas que aquejan a la mayoría de la población paraguaya.

“Responsabilizamos al Gobierno de Horacio Cartes, y a miembros de su gabinete responsables en este caso, al Ministerio de Defensa Nacional, al Ministerio del Interior y a la Fiscalía General de Estado, por lo que pueda acontecer en el lugar”, advierten en la nota.

MANIFESTACIÓN. El miércoles pasado, un importante número de familias campesinas de la zona se movilizaron como forma de protesta ante las constantes amenazas de desalojo. Según trascendió, los campesinos recibieron la visita de un equipo liderado por el fiscal Armín Echeguren, autoridades policiales y militares hace unas dos semanas.

En esa oportunidad, la comitiva dio un plazo de quince días para que los pobladores abandonen unas 4.000 hectáreas que ocupan hace más de ocho años.

Son más de 1.200 las familias que corren el riesgo de ser desalojadas.

Las tierras pertenecen al Ministerio de Defensa, pero hace bastante tiempo que se vienen haciendo gestiones para que pasen a manos de los campesinos, según informaron desde el MCP.