11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 2 de agosto de 2016, 01:00

Campesinos abandonarían diálogo porque no se compran las deudas

Pasaron más de tres meses desde que los campesinos de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) firmaron el acuerdo con el Gobierno, para que, entre otras cosas, el Banco Nacional de Fomento (BNF) compre las deudas agrícolas con la banca privada.

El Gobierno convocó a los labriegos a una nueva conversación el miércoles, que según los campesinos, podría ser la última, ya que se retirarían de las negociaciones ante la falta de resultados.

Fue lo informado por Jorge Galeano, dirigente del Movimiento Agrario Popular (MAP), que junto con otras tres organizaciones, conforman la CNI. Integran también esta instancia la Mesa Coordinadora de Organizaciones Campesinas (Mcnoc), la Organización Nacional de Cañicultores (ONC) y la Coordinadora de Igualdad de Oportunidades Paraguay Ñane Mba’e.

El principal problema, según explicó Galeano, es que no hay avance en cuanto a la compra o refinanciación de las deudas que tienen los 24.567 campesinos de las cuatro organizaciones en los entes privados. Recordemos que, según el mismo Gobierno, el 80% de las deudas están en banca privada, y un 20%, en la banca pública (Crédito Agrícola de Habilitación y el BNF).

El dirigente campesino dijo que el Banco Nacional de Fomento pone un sinfín de condiciones para comprar las deudas, lo que hace casi imposible el cumplimiento del acuerdo en el corto o mediano plazo.

Galeano dio un ejemplo de cómo se ven limitados los campesinos para resolver sus deudas. Solamente teniendo en cuenta a la organización MAP, 26 de los 1.500 labriegos en lista cumplen con los requisitos del BNF para que se puedan comprar sus deudas.

“Para que el BNF pueda comprar las deudas, el deudor tiene que tener título de propiedad. Las financieras no piden eso para dar el crédito. La mayoría de ellos no tienen título, porque el Indert no entrega el título. Hay gente con título pagado y cancelado, pero que no tiene el documento, porque nunca se le dio”, dijo.

Otro problema es la exigencia de un garante para cada deudor, resaltó.

Este será el principal punto que discutirán el miércoles en la mesa de diálogo. De no obtener una respuesta satisfactoria, se retirarán de las negociaciones definitivamente.