8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 23 de julio de 2016, 01:00

Calidad de vida en las ciudades

Emigrar del campo a la ciudad puede ser una trampa. Elevar la posición social de uno y de su familia a estratos más altos dentro de la pirámide demográfica también puede llevar a una decepción en expectativas. Llegar a destino, tanto del ambiente rural a los barrios suburbanos como de segmentos poblacionales inferiores a otros superiores, puede generar un empeoramiento en la calidad de vida. Pero no hay determinismo en esas probabilidades, sino altibajos y vaivenes. Los que cuentan, en esa migración interna y movilidad social, con mejor preparación técnica, con mayores habilidades y con más suerte, sin embargo, pueden mejorar ostensiblemente su posicionamiento a escala geográfica y demográfica. Como se ve, depende de muchos factores.

MIGRACIÓN Y MOVILIDAD. Un reciente estudio del Banco Interamericano de Desarrollo echa luz en estos aspectos sensibles de la convivencia urbano-rural. En líneas generales puede decirse, conociendo sus resultados así como los de otras encuestas y estadísticas en América Latina y el Caribe, que las ciudades brindan potencialidades de desarrollo humano, pero no existe obviamente seguridad de que todos los ciudadanos las puedan aprovechar en igual medida. De la misma forma, ascender hacia arriba en la movilidad social es una condición ciertamente necesaria y deseable, pero no suficiente. Es tanto o más importante poder mantenerse en ese nuevo nivel logrado a lo largo de los altibajos de toda coyuntura, especialmente en términos de educación para los hijos y de protección social para toda la familia.

VOCES EMERGENTES. El estudio del BID, publicado en esos días se llama Voces emergentes. Percepciones sobre la calidad de vida urbana en América Latina y el Caribe. Es un análisis consolidado de los resultados de encuestas de opinión pública realizadas en el marco de la iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles (2011-14). El objetivo principal es lograr “ciudades para las personas”, encuestando a la población en más de 70 centros urbanos y tomando el resultado de las encuestas de opinión pública como uno de los inputs más importantes. Contienen más de 100 preguntas sobre cambio climático, competitividad económica y gobernabilidad, entre otros. A tal efecto se compara la percepción de los ciudadanos que viven en ciudades intermedias (25) con aquellas de los habitantes de las megaciudades (5), las de más de dos millones de habitantes. A partir de su cobertura geográfica, estas encuestas “vocalizan” la opinión de al menos 85 millones de habitantes de la región.

SEGURIDAD Y SALUD. Se ha elaborado un ránking de las prioridades de las ciudades encuestadas, denominado Índice de peso intersectorial. Revela que la seguridad, la salud y la movilidad son las principales preocupaciones de los ciudadanos, sin importar el tamaño de su ciudad. Sin embargo, se observan algunas diferencias entre las ciudades intermedias y las megaciudades:

- A pesar de ser la prioridad número uno en todas las ciudades, la percepción de seguridad es superior en ciudades intermedias, donde 28% de los encuestados reportan que se sienten seguros caminando solos por las noches, con relación a un 16,4% en las megaciudades.

- Para quienes viven en ciudades intermedias, la principal prioridad es la calidad de los servicios de infraestructura básica, tales como agua, saneamiento y vivienda. Pero para quienes viven en megaciudades, la principal prioridad son los temas relacionados con la gestión de la ciudad, tales como transparencia, participación ciudadana y la modernización de la gestión pública.

Resta por ver el índice de satisfacción de vida urbana (ISVU) y otros temas conexos. En entregas posteriores, se los analizarán debidamente. Más informaciones en: http://blogs.iadb.org/ciudadessostenibles /2016/07/14/ calidad-de-vida/