19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 6 de agosto de 2017, 01:00

Calidad de atención médica baja al tener más pacientes y menos tiempo

Carlos Elbo Morales

Más puede ser igual a menos. La alta demanda en los servicios de salud lleva a los doctores a optimizar la atención. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un tiempo y número de pacientes determinado para las consultas, pero en algunos lugares se superan estas cifras, lo que puede generar sobrecarga en el profesional de la salud y afectar la calidad de la atención.

La OMS estipula unos 15 minutos para los pacientes conocidos y 30 para los que consultan por primera vez. En el país, el promedio de minutos destinado a los usuarios está entre 15 y 20 minutos. El tiempo puede variar, siendo menor a 10 en los que suelen acudir habitualmente y puede superar e ir más allá de los 20 para casos más complejos, según la consulta realizada por ÚH a varios médicos.

“Lo que no está bien es poner una cantidad para hacer cumplir a rajatabla sin tener en cuenta la individualidad. En el IPS por ejemplo le obligan a una cantidad equis de pacientes, creo que son 30 pacientes en cuatro horas”, señala la doctora Carmen Gómez, investigadora y auditora médica.

Cuando fue parte del Ministerio de Salud, la doctora Gómez, con otros colegas, elaboró una propuesta de atención integral a los pacientes, pero no prosperó.

El coloproctólogo Isaías Ricardo Fretes revela que la exigencia de recibir más pacientes de lo que se recomienda no está presente solo en el país, sino en el continente. América Latina. Esta situación fue abordada por los participantes del XXV Congreso de Proctología que se realizó en Asunción.

“Es un problema común que tiene que ver con el aumento de la población que no es acompañada por el aumento de infraestructura. A ello le sumamos el aumento de la presión burocrática, lo que obliga al médico a llenar los papeles, que disminuyen aún más el tiempo de atención”, sentencia Fretes.

La pediatra y directora de Programas de Salud del Hospital San Pablo, María Elena Peña, está de acuerdo con que se estipule un tiempo de atención a los pacientes y que también se haga una excepción con ciertas áreas.

“En las clínicas periféricas de IPS tenemos un promedio de 11 minutos por paciente, es el tiempo que nos destinan”, reveló. Según indica, en la clínica periférica donde hace consultorio, el límite de pacientes estipulados es de 16 en tres horas.

Consecuencia. La cantidad excesiva de consultas puede derivar en problemas legales y de salud para el médico, coinciden los tres profesionales de la salud. La sobrecarga puede contribuir a la aparición del síndrome de Burnout. “Al aumentar el estrés lo lleva a este punto. En esta situación el médico no se siente a gusto en su trabajo y por supuesto incide en la calidad de la atención”, explica Isaías Fretes.

La sobrecarga de trabajo tiene un componente más preocupante, señala la doctora Peña: El aumento de los suicidios entre los profesionales de salud.