8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 5 de octubre de 2016, 01:00

Caimpeco denuncia ingreso de más perfumes sin registro

La Cámara Paraguaya de Importadores de Perfumes y Cosméticos (Caimpeco) volvió a expresar su preocupación por el hecho de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) continúa otorgando acciones de inconstitucionalidad a otras empresas para importar perfumes, además de la ya conocida Global System SA, sin cumplir las exigencias que impone el Ministerio de Salud Pública, como el registro sanitario.

La empresa favorecida en esta ocasión es Suntec SA, según comunicado de la Cámara, cuya secretaria, María Laura Peña, mencionó que si bien aún no cuentan con el documento por el cual se otorgó la acción de inconstitucionalidad, ya tomaron conocimiento de que la última firma citada está habilitada a importar perfumes, cosméticos y cualquier producto de higiene personal, “evadiendo por completo el control sanitario establecido por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social”, según mencionó.

Para la Caimpeco, la firma Global System SA es otra de las importadoras que presentaron recientemente una inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia contra el Decreto 2881, que regula desde diciembre de 2014 el ingreso de cosméticos y perfumes al país exigiendo el registro sanitario como requisito principal.

De hecho, cuando se resolvió en la Sala Constitucional de la Corte otorgar la acción a Global System SA, la medida fue adoptada por los ministros Miryam Peña Candia, Gladys Bareiro de Módica y Óscar Bajac.

En esa ocasión, ya la presidenta de la Caimpeco, Cynthia Chihan, dijo que la decisión de la máxima instancia judicial sentaba un negro precedente y que significaba un enorme perjuicio para el sector formalizado.

“El Poder Judicial está perjudicando al país, a los que trabajamos de manera formal, cumpliendo todas las exigencias locales e internacionales para vender este tipo de productos”, se había quejado.

En esa oportunidad, remarcó que el daño ocasionado es grave, puesto que se constituye, por un lado, en una competencia desleal, ya que hasta para la disposición de los productos en stock se tiene que cumplir una serie de obligaciones que requieren acondicionamiento.

El peligro de no saberse de dónde las firmas importan los productos y cómo dejan de pasar por algún tipo de verificación de salubridad, también está mal, porque los usuarios corren mucho riesgo, según el gremio.

“A través de una disposición judicial falsean todo lo que se refiere a cuidados sanitarios, no sabés qué están usando y es un tremendo precedente porque, con la excusa de la jurisprudencia, podrán traer hasta medicamentos sin control”, enfatizó.