5 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 3 de agosto de 2016, 01:00

Caída en precios de alimentos produce deflación del 1%

La caída de hasta 18% en los precios de las frutas y verduras en el mes de julio fue la principal causa por la que hubo una deflación del 1%, explicó ayer el economista jefe del Banco Central del Paraguay (BCP), Miguel Mora.

Con este resultado, la inflación acumulada en lo que va del presente año alcanza apenas el 2% y es una de las más bajas al compararse con los niveles de los países de la región.

El índice de precios al consumidor (IPC) de julio registró disminuciones de precios tanto de productos alimenticios como de bienes duraderos, en este último caso, principalmente, por una menor cotización del dólar americano.

“Recordarán que los rubros alimenticios habían subido muy fuerte en sus precios y pensamos que eso se iría a disipar en dos o tres meses, pero persistió. Tardó un poco, pero ahora se da lo que habíamos anticipado que los precios se iban a revertir bajando muy fuerte”, destacó.

La meta de inflación anual a principios de año llegó a estimarse que llegaría a un 5,2%; luego, con las reducciones de precios esto se reajustó a un 4,5% que actualmente, con estos nuevos indicadores, se espera que pueda cerrar en solo un 3,8%.

“Es un poco difícil anticipar qué pasará con los precios de productos más volátiles, pero la inflación sudyacente (que excluye a frutas y verduras) estaría poco por debajo del 4%”, explicó.

El reporte también señala que disminuciones de precios se dieron también por el lado de varios cortes de carne vacuna debido a una sobreoferta en el mercado; sin embargo, hubo incrementos en alimentos sustitutos como el pollo, pescado, menudencias de carne vacuna, carne en conserva y los embutidos.

También subieron los precios de los productos lácteos, la harina y panificados, el azúcar, alquiler de vivienda, atención médica, servicios de salud y productos farmacéuticos.