2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 7 de julio de 2016, 22:50

Cabezas y Angulo trazan una remontada por 2-1 que hace ver mal a Boca Juniors

Quito, 7 jul (EFE).- El centrocampista argentino Pablo Pérez puso adelante al Boca Juniors temprano en el primer tiempo pero en apenas catorce minutos del segundo el Independiente del Valle remontó hasta ganar por 2-1 con goles de Bryan Cabezas y José Angulo el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores.

Boca Juniors pagó muy caro la osadía de jugar mano a mano al sorprendente Independiente del Valle en los 2.850 metros sobre el nivel del mar de Quito pues, si bien le sirvió para irse en ventaja a los 13 minutos con un tanto de Pérez, en el segundo tiempo se quedó sin oxígeno ni reacción en el estadio Atahualpa.

La fuerte presión desatada por los pupilos del entrenador uruguayo Pablo Repetto produjo dividendos a los 62 minutos con el empate del delantero ecuatoriano Bryan Cabezas, a la postre, la figura del encuentro.

Y a los 76, cuando los errores en defensa del xeneize ya eran sucesivos, el ariete José Angulo, con una media vuelta fulminante, ganó la espalda a dos custodios y declaró la remontada.

El encuentro conducido por el árbitro colombiano Wilmar Roldán dejó para el debate un grueso fallo de apreciación sobre el final del primer tiempo, cuando el guardameta del Independiente del Valle Daniel Azcona quiso bajar un centro en parábola de Pérez y se metió con el balón en su portería.

Ni Roldán ni sus asistentes vieron el gol confirmado por las imágenes de la televisión.

El crucial partido de vuelta se jugará el 14 de julio en el estadio La Bombonera, de Buenos Aires.

El ganador de esta serie se enfrentará en la final con el mejor del pulso entre el Atlético Nacional y el Sao Paulo, cuyo primer enfrentamiento favoreció al equipo colombiano por 0-2 en la cancha de la formación brasileña.