3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
viernes 12 de agosto de 2016, 01:00

Burbuja

Por Wendy Marton – En TW @WendyMarton
Por Wendy Marton

Aunque siempre hubo cuestionamientos hacia la labor de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), esta es la primera vez en mucho tiempo que el enfrentamiento entre el Ministerio de Hacienda y la entidad encargada de recaudar en las fronteras del país es muy notorio.

Aduanas siempre fue un ente que respondió directamente al presidente de la República, pasando por encima del Ministerio de Hacienda y del Equipo Económico Nacional, a pesar de que estas dependencias son responsables de recomendar la política económica estatal.

Los anteriores directores de Aduanas disimulaban la siempre tensa relación con Hacienda, visitando al ministro de turno periódicamente (quincenal o mensualmente), lo cual no sucede con el actual director del ente aduanero.

Hasta el momento, el ministro de Hacienda y responsable del Equipo Económico Nacional, Santiago Peña Palacios, no se atreve a señalar públicamente los errores que encuentra en la administración de Nelson Valiente.

La diplomacia que caracteriza al responsable del Tesoro paraguayo no permite a la ciudadanía conocer cuáles son los problemas específicos de la administración aduanera, ni cuáles son las soluciones propuestas, y mucho menos aún se fijó un plazo para que Aduanas repunte los ingresos y mejore los controles.

Por ahora, lo que se sabe es que la recaudación aduanera arrastra una caída en los ingresos del 7% con relación al año pasado, lo cual, según Hacienda, no guarda relación directamente con la caída de las importaciones. Este menor ingreso se da a pesar de que en diciembre de 2015, cuatro funcionarios de Hacienda y uno del Banco Central del Paraguay fueron enviados a Aduanas a "ayudar" a mejorar los controles y por ende incrementar la recaudación.

Aduanas es una de las pocas instituciones que mantiene los viejos vicios de corrupción, y que cuenta entre sus funcionarios responsables de administraciones del interior a personas sospechadas de corrupción.

Si bien cada tanto se señala la necesidad de automatizar los procesos de control, mejorar la tecnología e incrementar los mecanismos de fiscalización sobre los recursos humanos para evitar "fugas" en la recaudación, no se observa un avance. Aduanas necesita reconvertirse para ser considerada una institución creíble por la ciudadanía, logre frenar el ingreso ilegal de productos extranjeros a territorio paraguayo y para que aporte los ingresos necesarios para destinarlos a mejoras en la educación, la salud y la seguridad.

El próximo lunes se cumplen tres años del Gobierno de Horacio Cartes sin que hasta el momento se haya dado muestras de querer mejorar la situación en Aduanas. Es hora de que las autoridades abandonen su "burbuja" y corten de raíz los problemas que hay en la institución.