6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 21 de julio de 2016, 04:17

Buñuel, Mozart y Shakespeare funden sueño y realidad en el Festival de Salzburgo

Viena, 21 jul (EFE).- El Festival de Salzburgo abre mañana las compuertas de casi seis semanas de avalancha cultural con 192 funciones de ópera, teatro y conciertos que en esta edición giran alrededor del conflicto entre sueño y realidad de la mano de creadores como Buñuel, Mozart y Shakespeare.

"Estamos tejidos de idéntica tela que los sueños, y nuestra corta vida no es más que un sueño", es la frase del personaje Próspero de "La Tempestad", de Shakespeare, que la presidenta del Festival, Helga Rabl-Stadler, ha elegido para encabezar el programa de este año.

Como en las últimas cuatro ediciones, el certamen arranca con el ciclo "Obertura espiritual", un análisis de distintas músicas sacras del mundo que sirve como prólogo al núcleo duro del Festival.

Tras recorrer el judaísmo, el budismo, el islam y el hinduismo, el Festival se centra este año en la música de las iglesias cristianas de Oriente.

El oratorio "La creación", de Joseph Haydn, abre mañana este ciclo y el Festival de 2016, antes incluso de que el sábado suene el imprescindible "Jedermann" de Hugo von Hofmannsthal.

Entre los estrenos de este año destaca "The Exterminating Angel", basada en la película del cineasta hispano-mexicano Luis Buñuel, transformada ahora en ópera por el compositor británico Thomas Adès.

Este análisis surrealista de la condición burguesa tendrá su estreno mundial el día 28 de julio, una jornada en la que el Festival vive su apertura oficial e institucional, y tres representaciones más hasta el 8 de agosto.

Otras dos primicias son un nuevo montaje de "Die Liebe der Danae", de Richard Strauss, que no se representa en el Festival desde hace 14 años, y el "Fausto" compuesto por Charles Gounod siguiendo la obra de Goethe, que sonará por primera vez en Salzburgo, con el argentino Alejo Pérez dirigiendo a la Filarmónica de Viena.

La adaptación del musical "West Side Story", con Cecilia Bartoli como protagonista y la Orquesta Simón Bolívar, con Gustavo Dudamel a la batuta, volverá a narrar en forma de ópera el sueño, o la ilusión, de amor entre Maria y Tony.

El peruano Juan Diego Flórez será el protagonista en "Il templario", una ópera en tres actos de Otto Nicolais y que subirá a escena los días 27 y 30 de agosto, con el maestro colombiano Andrés Orozco-Estrada dirigiendo a la Filarmónica de Viena.

La versión en concierto de "Manon Lescaut", con Anna Netrebko y su esposo, Yusif Eyvazov, es otro punto fuerte del programa.

El sueño y la utopía, tras las que se vislumbra una lúcida noción de la realidad, están presentes en la trilogía de óperas creadas por Lorenzo Da Ponte y Wolfgang Amadeus Mozart, "Las bodas de Figaro", "Don Giovanni" y "Così fan tutte", que volverán a estar sobre el escenario en Salzburgo.

En el apartado teatral, aparte de "La Tempestad", destacan este año "Endspiel" (Fin de partida), una adaptación de la tragicomedia del dramaturgo irlandés Samuel Beckett sobre la naturaleza perecedera de la vida.

"Der Ignorant und der Wahnsinnige" (El ignorante y el loco), del austríaco Thomas Bernhard, regresa a Salzburgo, donde se estrenó en 1972.

En la parte puramente musical, la oferta del Festival de Salzburgo es inabarcable: 81 conciertos en los que se podrá escuchar a orquestas como la Filarmónica de Viena, la West-Eastern Divan de Daniel Barenboim, la Filarmónica de la Scala o la Orquesta de Cleveland, entre muchas otras.

Los filarmónicos vieneses serán dirigidos por maestros como Zubin Mehta, Mariss Jansons o Riccardo Muti

Entre las voces destacadas, Plácido Domingo vuelve a ser uno de los protagonistas del certamen, después de haber celebrado el año pasado los 40 años de su debut aquí.

En esta edición, el tenor español actúa como Athanaël en la ópera Thaïs, de Jules Massenet, con una única representación, el día 16 de agosto.

El mexicano Rolando Villazón cantará, acompañado al piano por Carrie-Ann Matheson, piezas de Rossini, Donizetti o Verdi en un recitan el día 26.

El amplio programa del Festival, que se clausura el día 31 de agosto, incluye conciertos, actividades para niños, música de cámara, actuaciones de solistas y actividades educativas.

Antonio Sánchez Solís