10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 11 de agosto de 2016, 04:24

Bulgaria entrega a Turquía a un empresario partidario de Fethullah Gülen

Sofía, 11 ago (EFE).- Bulgaria ha deportado a Turquía a un empresario turco considerado partidario del predicador Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de organizador del fallido golpe militar del pasado 15 de julio, con el argumento de que no posee los documentos de identidad en regla.

Así lo informó hoy la televisión Nova, que precisa que Ankara acusa al hombre de negocios de financiar a la cofradía islamista de Gülen y que su entrega se hizo ayer a las autoridades turcas en uno de los puestos fronterizos terrestres entre ambos países.

El empresario Abdullah Buyuk, de 43, habría entrado en Bulgaria el pasado febrero con documentos falsos, según indicó la ministra del Interior, Rumyana Bachvarova.

"Según la base de datos de Interpol los documentos que ha mostrado han sido declarados meses atrás como perdidos o robados. En tales casos la persona debe ser extradita por residir de forma ilegal", explicó la ministra a Nova TV.

Y añadió que a través de Interpol Bulgaria ya había recibido una petición de Turquía para extraditarlo por sospechas de terrorismo y lavado de dinero, entre otras acusaciones.

Según varios medios búlgaros, la extradición fue denegada por un tribunal búlgaro el pasado marzo aduciendo la "falta de garantías de un proceso judicial independiente" y el "riesgo de persecución política" en su país.

No obstante el empresario ha sido ahora expulsado bajo las reglas migratorias de residencia ilegal, subrayó hoy Bachvarova.

"La decisión del tribunal búlgaro, de hecho, está motivada por la falta de pruebas suministradas por la parte turca que mostraran que esta persona había cometido los delitos por los que se pide su extradición", insistió Bachvarova, añadiendo que Buyuk había pedido asilo político y éste le fue negado.