21 de agosto
Lunes
Mayormente despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 29 de marzo de 2017, 07:31

Bruselas veta la fusión de las bolsas de Londres y Fráncfort

Bruselas, 29 mar (EFE).- La Comisión Europea (CE) vetó hoy la fusión entre el grupo London Stock Exchange (LSE), gestor de la Bolsa de Londres, y el alemán Deutsche Börse, gestor del parqué de Fráncfort, después de que estos rechazasen las exigencias de Bruselas para evitar un monopolio del nuevo gigante.

"Dado que las partes no han ofrecido los remedios exigidos para abordar nuestras preocupaciones en materia de competencia, la Comisión ha decidido prohibir la fusión", dijo en una rueda de prensa la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La operación, valorada en unos 29.000 millones de euros y que fue anunciada en marzo y aprobada por LSE y Deutsche Börse en julio del año pasado, supone el tercer intento fallido de ambas por fusionarse después de que Bruselas ya rechazase las propuestas que hicieron en 2000 y 2005.

El veto no ha pillado por sorpresa a los mercados, que descontaban el "no" comunitario después de que LSE anunciase en febrero que había rechazado el requisito de la CE de vender su participación de control en la plataforma de negociación italiana MTS, por lo que era improbable que obtuviese la luz verde de Bruselas.

La CE argumentó hoy que la cesión de MTS, "un activo relativamente pequeño comparado con los ingresos y el valor de mercado combinado de las partes" habría sido un "remedio claro" para resolver sus preocupaciones.

El Ejecutivo precisó que exigió esta desinversión puesto que el compromiso ofrecido por las compañías de ceder LCH Clearnet -el negocio de contrapartida central de LSE en Francia- por sí solo no era suficiente para garantizar la competencia en el mercado de instrumentos de renta fija.

De haber seguido adelante, la fusión habría llevado a la creación de un monopolio "de facto" en este mercado al fusionar los negocios de contrapartida central de LSE en el Reino Unido, Francia e Italia, con los de Deutsche Börse en Alemania, aseguró el Ejecutivo.

Además, habrían minado la competencia en el mercado de negociación y compensación de derivados sobre acciones, indicó.

"Estas centrales de contrapartida son esenciales para la estabilidad de los mercados internacionales", dijo Vestager, quien recordó que estas entidades actúan como intermediarios en las transacciones entre dos partes asumiendo el riesgo en caso de que una quiebre.

El veto llega el mismo día en que se activa oficialmente el "brexit", un factor que ha planeado sobre la fusión por las reticencias de las autoridades alemanas a que la sede principal del grupo se situase en Londres tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Además, en Bruselas preocupa en general que los negocios denominados en euros, especialmente los de liquidación y los de servicios de depósito central de valores, se concentren en la City tras el "brexit", puesto que a priori quedarían fuera del ámbito de supervisión comunitario.

Vestager, sin embargo, ha negado que estas inquietudes hayan influido en su decisión.

"Reino Unido es parte de la UE hasta que deje de serlo, lo que significa que es parte de la legislación y revisión de fusiones como cualquier otro Estado de la UE", dijo la comisaria, quien recordó que Bruselas revisa cualquier operación que puede tener impacto en el mercado europeo, independientemente del origen de las empresas.

"Me preocupa poco la propiedad (de las empresas). Estoy más preocupada por que haya igualdad de condiciones en materia de competencia para los europeos", insistió Vestager.

La comisaria concedió, sin embargo, que la fusión podría haber "obstaculizado" los efectos de algunas de las nuevas legislaciones europeas en materia de unión de mercados de capitales.

La CE propuso en noviembre nuevas normas para la resolución y reestructuración de las cámaras de contrapartida central de la UE, una medida sobre la que abre interrogantes el "brexit" dado que la inmensa mayoría de ellas se concentran en Londres.

La fusión "entre iguales" preveía crear un "grupo de infraestructuras para mercados globales basado en Europa", que habría tenido una capitalización bursátil similar a la de los mercados de futuros estadounidenses como ICE (26.600 millones de euros) y sede tanto en Londres como en Fráncfort.