Brazos abiertos al deporte

El paisaje también es de admirar a la hora de practicar remo.| Foto: Fernando Franceschelli - Revista VIDA