10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 1 de septiembre de 2016, 15:33

Brasil registra un récord en el superávit comercial de los ocho primeros meses de 2016

Río de Janeiro, 1 sep (EFE).- La balanza comercial de Brasil tuvo un saldo positivo de 32.370 millones de dólares en los ocho primeros meses de 2016, lo que supone su mejor resultado para este período desde el inicio de la serie histórica en 1989, informó hoy el Gobierno.

Este resultado supera al anterior mejor resultado histórico del país, registrado entre enero y agosto de 2006 cuando el balance fue 29.700 millones de dólares.

El dato positivo de la balanza comercial en agosto fue de 4.140 millones de dólares, lo que supone un notable incremento con respecto al mismo mes de 2015, cuando el resultado fue 2.691 millones de dólares, según los datos divulgados por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior.

Sin embargo, es inferior al registrado en julio, cuando el saldo fue de 4.578 millones de dólares.

De acuerdo con el Gobierno, el resultado positivo en agosto responde al ingreso de 16.989 millones de dólares en exportaciones frente al gasto de 12.489 millones de dólares en importaciones.

Las exportaciones crecieron un 0,2 % con respecto a agosto del año pasado, aunque cayeron un 5 % en relación con julio de este año.

Las importaciones, en cambio, se redujeron en ambas comparativas; un 8,3 % frente al mismo mes del año pasado y un 0,2 % con respecto a julio de 2016.

Las ventas a China, principal destino de los productos brasileños, fueron de 3.007 millones de dólares en agosto, por delante de Estados Unidos, segundo socio comercial del gigante suramericano, donde las exportaciones sumaron 2.389 millones de dólares.

El año pasado Brasil tuvo un superávit comercial de 19.681 millones de dólares, debido en gran medida a una caída de las importaciones del 24,3 %, lo que superó al descenso de las exportaciones, que fue del orden del 14,1 %.