23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 24 de abril de 2017, 01:00

Brasil estudia posibilidad de aumentar multa a Odebrecht

El Gobierno brasileño podría aumentar la multa por corrupción que el conglomerado de ingeniería Odebrecht se comprometió a pagar en un multimillonario acuerdo firmado el año pasado, informó ayer el diario Folha de S. Paulo.

Odebrecht, alguna vez la mayor constructora de América Latina, firmó en diciembre un acuerdo con Brasil, Estados Unidos y Suiza para permitir que la compañía continúe sus operaciones y poder pagar así una multa récord de 3.500 millones de dólares.

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación, conocida como AGU, dijo que está evaluando el acuerdo y podría elevar la multa de 2.400 millones de dólares en Brasil, informó Folha de S. Paulo citando una declaración del organismo.

Un correo electrónico enviado a la oficina de la Procuraduría General en busca de comentarios no fue contestado inmediatamente, mientras que los llamados a un portavoz de Odebrecht en São Paulo solicitando su opinión sobre el informe no fueron respondidos.

Odebrecht está en el centro del caso de corrupción más grande de Brasil, el que ha provocado investigaciones a docenas de legisladores y a un tercio del gabinete del presidente Michel Temer.

Temer insistió en que el creciente escándalo de corrupción que afecta a su gobierno no paralizará a Brasil en momentos en que el país lucha por salir de la peor recesión de su historia.

“Brasil no se detiene”, dijo en una entrevista emitida el sábado en la televisión española TVE previo a la visita el lunes del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, al gigante sudamericano. “Los actos de corrupción no paralizarán al país”, afirmó.

Temer, que supuestamente presidió una reunión en la que la constructora Odebrecht acordó pagar millonarios sobornos a su partido PMDB, dijo que esas acusaciones eran “desagradables”. reuters-afp