10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 23 de julio de 2016, 01:00

Brasil desconoce que simpatizantes del EI prófugos estén en Paraguay

AFP

BRASILIA, BRASIL

El ministro de Justicia del Brasil, Alexandre De Moraes, manifestó que no existe información de que los dos simpatizantes del Estado Islámico prófugos de la célula descubierta en el Brasil hayan cruzado la frontera con el Paraguay.

El jueves pasado, la policía brasileña detuvo a 10 brasileños simpatizanes del Estado Islámico que planeaban atentar contra los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en agosto próximo en Río de Janeiro.

La orden de detención salió para 12 personas y se presume que los dos que no pudieron ser arrestados en el operativo conocido como Hastag pudieran haber escapado hacia el Paraguay

Moraes estuvo en la víspera en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, en donde se reunió con autoridades en una visita que estaba programada con anterioridad y estaba enmarcada en una operación de destrucción de cultivo de marihuana.

Sostuvo durante una rueda de prensa que cualquier país del mundo puede ser afectado por el terrorismo, pero pidió a sus connacionales que guarden la calma y que se enfoquen en sus tareas diarias, ya que las fuerzas del orden están trabajando para ofrecer seguridad para el evento en Río.

Por otra parte, los diez brasileños que fueron detenidos por supuestamente planear ataques terroristas durante los Juegos Olímpicos de Río fueron trasladados a una cárcel de máxima seguridad en el estado de Mato Grosso do Sul, cerca de la frontera con Paraguay.

“Están en el presidio federal Campo Grande, de máxima seguridad”, dijo este viernes a la AFP un asesor de comunicaciones de la policía federal, quien no tenía información sobre si ya habían sido interrogados por las autoridades.

El grupo intercambiaba mensajes por WhatsApp y Telegram, y la policía consideró estaban coordinando preparativos para ejecutar acciones violentas durante el evento deportivo.

Los detenidos fueron trasladados de diez estados diferentes del país hasta Mato Grosso. Algunos hicieron escala en Brasilia, donde llegaron en la noche del jueves en vuelos de la policía, esposados y con fuerte escolta.

Tanto el ministro de Justicia, Alexandre De Moraes, como su par de Defensa, Raúl Jungmann, dijeron que el accionar de la célula era amateur y desorganizado. La inteligencia brasileña no detectó que hayan tenido contacto directo con el grupo Estado Islámico, del que hacían apología en internet.