19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 12 de julio de 2016, 11:46

Brasil crea un centro de control para emergencias sanitarias en los Juegos

Río de Janeiro, 12 jul (EFE).- El ministro de Salud brasileño, Ricardo Barros, presentó hoy un centro de control único creado para poder cubrir cualquier necesidad sanitaria y gestionar posibles emergencias de salud durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

El Centro Integrado de Operaciones Conjuntas de Salud (CIOCS), presentado hoy en Río de Janeiro, ofrecerá un servicio 24 horas, con un equipo compuesto por 125 profesionales que actuarán exclusivamente en la coordinación del trabajo de los sanitarios.

Entre las funciones específicas, el CIOCS controlará situaciones de riesgo, atenciones regulares, vigilancia epidemiológica y sanitaria y coordinará respuestas ante casos de emergencias en salud pública.

Con este nuevo departamento, Brasil pretende que "la vigilancia en salud durante los Juegos sea la más eficaz posible para estar listos para atender lo más rápido posible cualquier acontecimiento", explicó Barros.

El CIOCS será gestionado desde el Centro de Operaciones de Río de Janeiro y entrará en funcionamiento plenamente a partir del día 29 de julio para operar hasta el 26 de septiembre, ocho días después de que acaben los Juegos Paralímpicos.

Las ciudades de Brasilia, Sao Paulo, Belo Horizonte, Salvador y Manaos, en las que se celebrarán las competiciones olímpicas de fútbol, contarán con el mismo sistema de control, que ya se utiliza en Brasil desde 2011 en grandes eventos como en la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 o la Jornada Mundial de la Juventud en 2013.

De cara a los Juegos, los organizadores esperan que el 90 % de las atenciones sean resueltas en los propios lugares de competiciones.

En caso de accidentes con múltiples víctimas, la ciudad de Río de Janeiro cuenta con 235 camas de reserva, siendo 135 en hospitales federales, 50 municipales y 50 estatales.

Durante los Olímpicos y Paralímpicos, Brasil ha contratado en paralelo a 2.500 profesionales de salud temporales y 3.500 agentes externos, que trabajarán para inspeccionar y eliminar focos de dengue.

Asimismo, el Ministerio de Salud ha invertido 72 millones de reales (unos 22 millones de dólares) en la compra y costeo de 146 nuevas ambulancias para cubrir cualquier necesidad de la población durante las competiciones, que más tarde serán distribuidas entre varias ciudades para renovar la flota del Servicio de Atención Móvil de Urgencia.

Para el ministro, a 24 días del comienzo de los Juegos, "Río de Janeiro está preparado para recibir los Juegos Olímpicos y Paralímpicos", ya que "todo" aquello que fue prometido para acoger los Juegos "será cumplido y entregado dentro de los plazos".

Una afirmación que contrasta frente a la denuncia que realizaron el pasado 7 de julio dos colectivos médicos de Brasil, que resaltaron la falta de espacio en los hospitales del estado de Río y la poca preparación previa que han recibido los agentes de salud que atenderán a los turistas durante los Juegos.

Durante el evento, también se presentó la aplicación Guardianes de Salud, un programa para ordenadores y celulares con el que cada persona puede informar sobre su estado de salud y se controlará así cualquier ocurrencia de síntomas similares relatados en determinadas localidades.