26 de junio
Lunes
Parcialmente nublado
20°
28°
Martes
Mayormente despejado
20°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Jueves
Nublado
16°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 30 de septiembre de 2016, 10:46

Brasil acumula un déficit público histórico hasta agosto

Río de Janeiro, 30 sep (EFE).- Las cuentas públicas brasileñas acumularon en los primeros ocho meses del año un déficit primario de 58.859 millones de reales (unos 17.836 millones de dólares), el mayor ya medido para el período y 53 veces superior al registrado entre enero y agosto del año pasado, informó hoy el Banco Central.

El saldo primario, que es la diferencia entre los ingresos y los gastos de todo el sector público brasileño incluyendo empresas estatales y gobiernos regionales y municipales pero sin incluir lo destinado al pago de intereses de deuda, es utilizado como referencia por el Gobierno para determinar la salud de sus cuentas.

Casi la tercera parte de todo el déficit acumulado en ocho meses corresponde al saldo negativo registrado tan sólo en agosto, cuando los gastos superaron los ingresos en 22.267 millones de reales (unos 6.747,6 millones de dólares), un valor igualmente récord y tres veces superior al del mismo mes de 2015.

Según el organismo emisor, el déficit acumulado por Brasil en los últimos 12 meses hasta agosto se elevó a un récord de 169.003 millones de reales (unos 51.213 millones de dólares), valor equivalente al 2,77 % del producto interior bruto (PIB) del país.

El saldo negativo acumulado en ocho meses ya supera la meta de déficit primario que el Gobierno se impuso para todo el año (163.900 millones de reales o 49.666,7 millones de dólares).

La mala salud de las cuentas públicas brasileñas se agrava aún más cuando es considerado el déficit nominal, es decir ya incluidos los intereses de deuda en el cálculo.

Según el Banco Central, Brasil acumuló entre enero y agosto un saldo negativo nominal en sus cuentas públicas de 254.575 millones de reales (unos 77.143,9 millones de dólares).

El déficit nominal en los últimos 12 meses hasta agosto ascendió a 418.035 millones de reales (unos 126.677,3 millones de dólares), un valor récord equivalente al 9,64 % del PIB.

El Banco Central informó igualmente que la deuda bruta del sector público brasileño ascendía en agosto a un valor igualmente récord de 4,272 billones de reales (unos 1,294 billones de dólares), lo que corresponde al 70,1 % del PIB. Hasta julio, la deuda equivalía al 69,6 % del PIB.

Los economistas atribuyen el mal estado de las cuentas tanto a la recesión que vive Brasil desde 2014, que redujo significativamente la actividad económica y consecuentemente la recaudación, como al descontrol de los gastos en los últimos meses de Gobierno de la expresidenta Dilma Rousseff, destituida el 31 de agosto tras ser juzgada precisamente por irregularidades fiscales.

El aumento del déficit y de la deuda pública a niveles históricos llevó a las agencias de calificación a reducir la nota de riesgo de Brasil este año en algunos escalones y a incluirlo entre los países que no ofrecen garantía para los inversores.

La grave situación obligó al nuevo presidente, Michel Temer, a comprometerse con un severo ajuste fiscal y a enviar al Congreso un proyecto de ley que limita el crecimiento de los gastos públicos a la inflación del año anterior.

Brasil registrará este año su tercer déficit fiscal consecutivo, tras los saldos negativos de 32.500 millones de reales (unos 9.848,5 millones de dólares) en 2014 y de 111.000 millones de reales (unos 33.636,4 millones de dólares) en 2015.