24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 7 de febrero de 2017, 03:28

Brady consagró su leyenda y White se convirtió en el compañero modelo

Houston (EE.UU.), 7 feb (EFE).- El mariscal de campo Tom Brady y el corredor James White volvieron a acaparar toda la atención un día después de haber sido los grandes héroes del triunfo de los Patriots de Nueva Inglaterra por 34-28 ante los Falcons de Atlanta en el partido de Super Bowl LI, que se decidió en tiempo extra.

Mientras Brady en rueda de prensa celebrada en Houston reivindicaba su profesionalidad sin necesidad de motivaciones extras y hacía las paces con el comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, White era el protagonista en su visita a la sede Disney World, en Orlando.

Brady no quiere hablar del escándalo de los balones desinflados, es cosa del pasado, prefiere reflexionar sobre una noche inolvidable, que resultó aún más especial para su madre enferma.

Tampoco tiene interés en entrar en el debate si es el mejor de la historia tras conseguir el quinto titulo de Super Bowl y el cuarto premio de Jugador Más Valioso (MVP), lo que hizo que superase a su ídolo de infancia el mariscal de campo Joe Montana.

La última rueda de prensa antes de irse a descansar con su familia, Brady calificó el triunfo ante los Falcons de algo inolvidable por todo lo que había significado la temporada para su persona y familia.

De ahí que le dedicó el triunfo a su madre, quien ha sufrido con una enfermedad no revelada y no pudo asistir a ningún otro partido de esta temporada, pero si al del Super Bowl, que la noche del domingo se disputó en el NRG Stadium de Houston.

El astro no le otorga un valor especial a su quinto título respecto de los otros por haberlo conseguido en una campaña que comenzó suspendido cuatro encuentros tras el escándalo conocido como "Deflategate".

Al posar con el trofeo de MVP, Brady tuvo una fría interacción con el comisionado de la NFL, Roger Goodell, quien le impuso la suspensión, pero fue correcto y dio a entender que todo estaba superado.

También definió a su compañero James Whit como el "ideal" para un equipo, que también se merecía el premio, por sus tres anotaciones y dos conversiones (20 puntos) en la victoria del domingo, incluida la que significó el triunfo, con un acarreo de dos yardas.

"Sin él, ahora nadie tendríamos nada, porque el que cambió la historia del partido fue White, que además durante toda la temporada fue el compañero ejemplar", subrayó Brady. "Todo el mérito para lo que hizo por el equipo".

Como muestra de todo el respeto y aprecio que tiene por su compañero, dijo que la camioneta que recibió por el ser el ganador del premio MVP se la regalará a White.

Brady ya hizo lo mismo en el 2015 cuando su compañero el esquinero novato Malcolm Butler, interceptó el balón que les dio el triunfo ante los Seahawks de Seattle.

Mientras que White estuvo este lunes en Disney para continuar una tradición que comenzó hace más de 30 años.

El formado en la Universidad de Wisconsin-Madison, tercer año en la NFL, encabezó el tradicional desfile en Magic Kingdom, mismo que arrancó desde el año 1987.

White consiguió dos marcas importantes, una la de más atrapadas (14) y la otra la de más yardas por recepción (110) para un corredor en un Super Bowl, además anotó tres touchdowns, los últimos dos para consagrar el mayor regreso en la historia del Súper Bowl, junto con la conversión de dos puntos para borrar la diferencia de 19 puntos que tenían los Patriots.

Brady dijo que él podría ser el centro de atención, pero que White con sus números estableció perfectamente que el gran triunfador y merecedor de los honores de MVP fue su compañero, un ejemplo dentro y fuera del campo.