11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

Bouhlel pasó de delincuente y mujeriego a repentino radical

El autor de la matanza de Niza, Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, era hasta hace algunos meses un hombre mujeriego, adepto al físicoculturismo, violento con su esposa y nada religioso, antes de convertirse y radicalizarse rápidamente.

El cambio que transformó a este hombre, nacido el 31 de enero de 1985 en Msaken, en las afueras de Susa, en Túnez, sigue siendo difícil de determinar. El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, afirmó que con base en testimonios de allegados, el atacante se radicalizó muy rápido. Entre los cientos de testigos interrogados desde el jueves de noche, varios mencionaron que el hombre mostró signos de religiosidad, reveló el domingo una fuente cercana del caso. Llegó a Francia desde Túnez en 2005 y regularizó su situación al año siguiente. Se casó con una francotunecina residente en Niza, con la que tuvo tres hijos. La pareja, en proceso de divorcio, se vestía a la usanza occidental, según los testimonios recabados. Su padre, Mohamed Mondher Lahouaiej-Bouhlel, perdió contacto con su hijo desde hacía tiempo. Pero recuerda a un joven que no tenía ningún vínculo con la religión. No rezaba, no ayunaba, bebía alcohol e incluso se drogaba, explicó. En el pequeño gimnasio de Niza donde se entrenaba hasta hace dos años, Mohamed Lahouaiej-Bouhlel es recordado como un hombre fanfarrón, un mujeriego un poco pesado, contó un testigo. Allí, el hombre seguía cursos de salsa y venía a hacer deporte para ponerse guapo, trabajaba su cuerpo para gustar, añadió. afp