19 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 1 de abril de 2017, 00:23

Bombas de yihadistas podrían eludir los controles en los aeropuertos, según CNN

Washington, 31 mar (EFE).- La inteligencia estadounidense cree que grupos yihadistas han diseñado bombas que se camuflan en dispositivos electrónicos y que son capaces de eludir los controles de seguridad en los aeropuertos, informó hoy la cadena CNN.

De acuerdo con esa información, el Estado Islámico (EI) y otros grupos extremistas se han hecho con el control de sofisticados equipos de seguridad aeroportuaria con los que pueden hacer pruebas para camuflar los explosivos en ordenadores portátiles.

Esta información de inteligencia tuvo mucho que ver en la decisión adoptada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, de vetar los aparatos electrónicos como equipaje de mano en vuelos sin escalas procedentes de diez países de mayoría musulmana.

Según CNN, el FBI llegó a esta conclusión tras realizar una serie de pruebas con equipos de seguridad aprobados por las autoridades aeroportuarias de EE.UU. y con explosivos adheridos a ordenadores portátiles.

La conclusión fue que estos dispositivos son mucho más difíciles de detectar que versiones anteriores diseñadas por los yihadistas.

La prohibición impuesta por Trump afecta a unos 50 vuelos diarios hacia Estados Unidos procedentes de 10 aeropuertos internacionales en ocho países: Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Catar y Emiratos Árabes Unidos.

Las nueve aerolíneas afectadas, todas ellas extranjeras puesto que ninguna estadounidense tiene vuelos directos desde los aeropuertos incluidos en la medida, son Royal Jordanian, EgyptAir, Turkish Airlines, Saudi Arabian Airlines, Kuwait Airways, Royal Air Moroc, Qatar Airways, Emirates y Etihad Airways.

Además de ordenadores portátiles, también están prohibidos en cabina tabletas, reproductores de DVD, cámaras y consolas de videojuegos, que deben ser facturados con el resto del equipaje desde los aeropuertos afectados.