9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 6 de julio de 2016, 01:00

Bolivia responsabiliza a autoridades locales por la sequía del Pilcomayo

Medios bolivianos se hicieron eco de la sequía que está sufriendo el canal paraguayo del río Pilcomayo, y afirmaron que el escenario no tiene nada que ver con la situación en Bolivia, donde las aguas están en su punto normal. El país vecino responsabilizó directamente a las autoridades locales por la catástrofe ambiental en el Chaco.

Esto corrobora aún más que la emergencia que atraviesa ahora la zona del Pilcomayo, se debe a la inoperancia del MOPC, que gastó G. 25.000 millones y no solucionó la colmatación del canal para la entrada del liquido vital.

El viceministro de Recursos Hídricos y Riego del país vecino, Carlos Ortuño, señaló que “el reporte de la Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo corroboró que no se ha presentado ningún problema de sequía en el lado boliviano. Si bien los caudales promedios no han sido iguales a los años anteriores, todavía el nivel del agua en Villamontes, que es una referencia, es normal”, informó el portal de noticias www.erbol.com.bo.

El medio informó además que la falta de agua en el canal paraguayo del Pilcomayo se originó por la reducción de la capacidad del transporte del líquido, ocasionada por la sedimentación de su cauce. El funcionario boliviano explicó que en el cauce boliviano “el Pilcomayo discurre su cauce natural, mientras que en el caso de Paraguay y Argentina se hicieron desvíos artificiales del río. Los problemas ocasionados se deben a la falta de mantenimiento de esta canalización, por lo que hay responsabilidad en las autoridades locales de ese país”.

Por otro lado, el canal de televisión Bolivisión también realizó un reportaje sobre el tema que fue presentado en el programa La revista al día, donde demostraron que en el lado boliviano del Pilcomayo no existe sequía y que, por el contrario, aumentaron los peces. De esta forma también desmintieron a las autoridades nacionales.