7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 22 de julio de 2016, 16:05

Bolivia impulsa una norma contra la violencia machista en el Parlamento Andino

La Paz, 22 jul (EFE).- Bolivia asumió hoy la presidencia del Parlamento Andino con la designación en el cargo de la diputada Edith Mendoza y planteó una normativa subregional para castigar el delito de feminicidio y la violencia machista.

Mendoza explicó a los medios en la Vicepresidencia del Gobierno, que albergó el acto, que en el proyecto de normativa andina el feminicidio quedará tipificado como delito, al igual que en la Ley 383 de protección a las mujeres aprobada en Bolivia en 2013.

"Es un modelo la ley 348 que Bolivia tiene, sobre esa estructura se está realizando este marco normativo", afirmó ante sus colegas de Chile, Perú, Ecuador y Colombia, que integran el órgano legislativo.

La presidenta destacó otros avances de Bolivia en materia de género, como los elevados índices de participación política para las mujeres en el poder legislativo.

La diputada y abogada laboralista, que pertenece al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) y fue sindicalista cocalera, destacó la labor de los movimientos sociales al enfrentar "la cultura del machismo y el patriarcado" y "la doble discriminación de las mujeres indígenas".

Mendoza prometió que dedicará su mandato de doce meses a "trabajar por la diplomacia de los pueblos y fortalecer la integración", además de ocuparse de temas específicos relacionados con la juventud, las mujeres y el cambio climático.

"Bolivia es un país de diálogo, de consenso, hemos llegado a construir una revolución democrática y cultural y eso nosotros en el Parlamento lo vamos a transmitir para que ellos copien", dijo en referencia a los demás países.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera -que es también presidente del Legislativo-, dijo que "es un orgullo que una mujer luchadora, del mundo indígena, joven y profesional sea presidenta del Parlamento Andino".

García destacó la importancia que, en su opinión, tendrán los procesos de integración regional en este siglo y en particular para lograr que América Latina tenga voz e influencia en la política mundial.

"Cuando uno ve el papel de América Latina en el mundo, ve que cada país por sí solo es irrelevante", argumentó.

El vicepresidente abogó por avanzar hacia estructuras legales, políticas y económicas supranacionales sin dejar de respetar las identidades nacionales e indígenas, por lo que afirmó que "el futuro es de los Estados regionales plurinacionales".

El presidente saliente del Parlamento Andino, el colombiano Luis Fernando Luque, defendió la necesidad de avanzar hacia un sistema aduanero único entre los miembros de la Comunidad Andina y a crear un fondo de cohesión social al estilo del de la Unión Europea para reducir las desigualdades entre países.

"Lo más importante en estos sistemas de integración es la voluntad política, y la CAN (Comunidad Andina) puede volver a tener el liderazgo de antes", apuntó.

Luque agradeció a los parlamentarios bolivianos, a quienes correspondía presidir el Parlamento en la gestión 2015-2016, el haber cedido en su momento el puesto a Colombia como gesto de apoyo al proceso de paz con las FARC, que ya anunció un acuerdo de cese el fuego definitivo el mes pasado en La Habana.