3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 31 de julio de 2016, 16:58

Bolivia destaca que tendrá el mayor crecimiento de Suramérica pese a la sequía

La Paz, 31 jul (EFE).- El Gobierno de Bolivia destacó hoy que la economía del país será en 2016 por tercer año consecutivo la de mayor crecimiento de Suramérica, pese a que la sequía está causando pérdidas millonarias y bajaron los precios de las materias primas.

El ministro de Economía, Luis Arce, dijo en una entrevista con el canal estatal que Bolivia obtendrá por tercera vez "la medalla de oro en crecimiento económico aún con los efectos de la sequía", entre los países suramericanos que enfrentan muchos problemas.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) predijo esta semana que el producto interior bruto de Bolivia crecerá en un 4,5 %, el mayor porcentaje esperado en Suramérica.

En el primer trimestre Bolivia ya creció en un 4,95 % según un informe reciente del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La previsión oficial de principios de año era de un 5 % de incremento en el PIB para toda la gestión, pero el fenómeno climático La Niña causa sequías que están reduciendo esa proyección.

Arce dijo que el ministerio de Desarrollo Rural está cuantificando ahora el daño a los productores, pero "lamentablemente" la sequía puede mermar la previsión original.

Reiteró que el modelo económico del país, que tiene como base el control estatal de sectores estratégicos, permite al Estado tener excedentes que impulsan el crecimiento incluso cuando bajan los precios del gas, el principal producto de exportación del país.

En los primeros cinco meses del año, el valor de la exportación del gas natural se situó en 902 millones de dólares, que muestra una caída del 50 % ante los 1.806 millones del mismo periodo del 2015.

En tanto, la sequía ha causado una pérdida de alrededor de 180 millones de dólares en los últimos meses, según datos de los productores que esta semana han pedido ayuda al Gobierno.