18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 17 de abril de 2017, 11:02

Bolivia cobrará los avales bancarios de Corsán Corviam tras abandono de obras

La Paz, 17 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que se cobrarán los avales bancarios entregados por la empresa española Corsán Corviam, filial de Isolux Corsán, por valor de 151 millones de dólares tras haber abandonado en marzo dos obras en el país andino.

"Lo que corresponde es ejecutar la boleta de garantía. El Estado, ni (en) el tema de hidrocarburos, ni en el tema de la construcción de caminos va a perder económicamente, pero sí vamos a perder tiempo. Lamento mucho. Ojalá esta empresa sea responsable con los contratos", dijo el mandatario.

Según las autoridades bolivianas, Corsán Corviam abandonó en marzo pasado y sin dar explicaciones la construcción de la carretera entre los pueblos amazónicos de Ixiamas y San Buenaventura y de la planta hidroeléctrica de Miguillas, situada al norte de la región de La Paz.

Morales pidió que la firma española "sea responsable con los contratos", además de expresar la disposición de su Gobierno a conversar con la embajada española en La Paz y opinar que la constructora está haciendo "mucho daño" a la imagen de España.

"Lamento mucho decir, en la construcción del camino San Buenaventura-Ixiamas vamos a perder tiempo, pero no vamos a perder plata. Igual, en el tema de Miguillas", subrayó el mandatario.

El Estado contrató la construcción de esa ruta por 137 millones de dólares y de la hidroeléctrica por 397,9 millones de dólares.

Las garantías bancarias entregadas por la empresa por la carretera suman alrededor de 34 millones de dólares y por la hidroeléctrica, 117 millones de dólares, según adelantaron a los medios las autoridades de la estatal Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende).

"Esperamos que con los ministros, en base a los contratos, se cumplan y se ejecuten las boletas de garantía. Vamos a tener un espacio, otra vez, para contratar a otras empresas. Ahí vamos a perder el tiempo, pero el Estado no pierde (dinero)", subrayó.

Esas sumas cubrirán los montos parciales pagados a la firma española por el avance de las obras, según las autoridades.

El presidente boliviano también se refirió a un supuesto pago de comisiones por un millón de dólares por parte de la empresa para adjudicarse obras en Bolivia, según han publicado algunos medios del país.

Morales pidió a Corsán denunciar "quiénes, qué autoridades" le pidieron dinero en Bolivia para conseguir las obras.

"No perdono, no perdonamos. No entiendo eso (...) Algunos me conocen muy bien, no entiendo el tema de corrupción, sacar plata a algunas empresa", enfatizó el mandatario.

Agregó que "tal vez algunos técnicos" en la etapa de licitación y apertura de propuestas procedieron de esa forma, pero "todos debemos estar movilizados para investigar y controlar este tema".

Los opositores en el Parlamento han solicitado informes al Gobierno por la situación de esas obras para que se aclare lo que consideraron "una estafa" al Estado boliviano y los daños que afrontan las empresas bolivianas subcontratadas por Corsán.

La oposición también ha solicitado otro informe sobre el estado de la carretera entre los pueblos de Yucumo y Quiquibey, también en la Amazonía, que fue inaugurada hace cinco meses por Morales, pero que, según la oposición, está en "total deterioro".