3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 3 de octubre de 2016, 16:22

BM: Sin elevar la escala de inversión no se puede erradicar la pobreza global

Washington, 3 oct (EFE).- El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, alertó hoy del "lento" proceso de reducción de la pobreza extrema, que los últimos datos sitúan en 800 millones de personas, al subrayar que no se está alcanzando la "escala necesaria" de inversión para encarar el reto del organismo de erradicarla para 2030.

"El progreso todavía es demasiado lento para finalizar la extrema pobreza", afirmó Kim en una conferencia en el centro de estudios Brookings en Washington.

"No estamos alcanzando la escala necesaria en inversión en infraestructura" para lograr el objetivo, remarcó Kim, quien acaba de ser reelegido como presidente de la principal institución de desarrollo global.

El Banco Mundial considera el umbral de pobreza extrema en la subsistencia con menos de 1,90 dólares al día.

Kim comentaba así el último informe del organismo que analiza datos de 2013, los últimos disponibles, y cifra el número de personas por debajo de ese umbral en 800 millones, 100 millones menos que en 2012.

El estudio destacó los ejemplos de reducción de la pobreza en Brasil, Perú, Mali, Camboya y Tanzania.

En su discurso, que se produce apenas unos días antes de la asamblea anual del BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI) de esta semana en Washington, Kim apuntó los problemas de infraestructura que encaran los más pobres, con 660 millones de personas en todo el mundo sin acceso al agua potable.

Aunque el número de personas que viven en condiciones de pobreza extrema en el mundo se redujo pese a la crisis económica global, reconoció, los altos niveles de desigualdad podrían no permitir acabar con ella antes de 2030.

A juicio de Kim, "debemos concentrarnos en el crecimiento, pero también trabajar para reducir la desigualdad, de modo que el crecimiento sea más equitativo".

El BM se ha marcado el año 2030 como la meta para eliminar la extrema pobreza global.

Según las cifras del Banco Mundial, para 2013 un 50,7 % de los pobres vivía en los países del África subsahariana, un 33,4 % en los del sur de Asia, un 9,3 % en los del este de Asia y el Pacífico, un 4,4 % en Latinoamérica y el Caribe, y un 1,4 % en los de Europa del este y Asia central.