27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
17°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
34°
Viernes
Nublado
17°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 11 de septiembre de 2016, 04:11

Bielorrusia celebra elecciones legislativas con pocas opciones para la oposición

Moscú, 11 sep (EFE).- Bielorrusia celebra hoy elecciones parlamentarias con escasas opciones para la oposición democrática, que no cuenta con ningún diputado en la Cámara Baja del Parlamento de este país.

Según los analistas, el Partido Comunista de Bielorrusia, liderado por el presidente, Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994, se hará con casi todos los escaños en la Cámara de Representantes (110).

En las anteriores elecciones en septiembre de 2012, que fueron condenadas por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), la oposición no logró ningún acta de diputado.

A diferencia de entonces, cuando la mayoría de formaciones contrarias a Lukashenko decidieron boicotear la votación, en esta ocasión varios partidos opositores toman parte en los comicios legislativos.

Es el caso del movimiento "¡Di la verdad!", cuya líder, la excandidata a la Presidencia, Tatiana Korotkévich, considera que el boicot únicamente beneficiaría a Lukashenko, que dirige con mano de hierro la considerada última dictadura del continente.

"Ellos quieren demostrar que no hay alternativa. Por eso es muy importante que las fuerzas democráticas vayan a las elecciones y demuestren que sí la hay", señaló.

Como es tradición, un tercio de los votantes ya ejerció su derecho al sufragio por adelantado, en su gran mayoría en sus lugares de trabajo, desde escuelas a fábricas o cuarteles.

La oposición bielorrusa siempre ha denunciado que las autoridades utilizan el recurso administrativo para manipular los resultados antes incluso de la jornada de votación, tanto a través del fraude como de las amenazas de despido en caso de no votar al oficialismo.

Uno de los líderes de la coalición "Por la Libertad", Yuri Gubarevich, denunció que, según los observadores, las cifras de las que informa la Comisión Electoral Central están hinchadas y que, en realidad, muchos menos bielorrusos votaron de manera anticipada.

Casi siete millones de bielorrusos son llamados hoy a las urnas para elegir a 485 candidatos a diputado, de los que cerca de 200 son representantes de partidos opositores como el Partido Cívico Unido o el Frente Popular Bielorruso.

Lukashenko, que vive una etapa de deshielo en sus relaciones con la Unión Europea, fue reelegido en octubre de 2015 para un quinto mandato, en unas elecciones que fueron desaprobadas unánimemente por los observadores occidentales.

Estos, que volverán a supervisar hoy las elecciones bielorrusas a través de la OSCE y la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, nunca han reconocido como democráticas unas elecciones en Bielorrusia, sean presidenciales o parlamentarias.

Con todo, Lukashenko ha logrado normalizar las relaciones con la Unión Europea al liberar a todos los presos políticos, además de negarse a reconocer la anexión rusa de Crimea y a apoyar a los separatistas prorrusos en el este de la vecina Ucrania.

Recientemente, la Unión Europea levantó parcialmente las sanciones contra Bielorrusia, país que depende en gran medida de los subsidios energéticos y del comercio con la vecina Rusia.