17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 26 de mayo de 2017, 01:00

Bernardo Villalba admite que no trabajan

En su afán de defender el plazo de treinta días que solicitó para el aplazamiento del estudio de las modificaciones a la Ley de Financiamiento Político, el colorado cartista Bernardo Villalba reconoció que los diputados por lo general trabajan solamente una vez a la semana. Así argumentó ante la propuesta de los legisladores liberales de que el aplazamiento sea solamente de ocho días.

Villalba usó como excusa el inicio de la campaña electoral con miras a las internas del 17 de diciembre para justificar el hecho de que los parlamentarios no tengan tiempo para cumplir su labor legislativa, por la que perciben en salario, más beneficios, más de G. 30 millones. “A fuerza de ser sinceros, en ocho días es imposible (estudiar en particular un proyecto), por toda la campaña política que está comenzando, no trabajamos mañana (por ayer, jueves) porque esta noche (miércoles) muchos ya viajan y la próxima semana tampoco. Tenemos que sincerarnos y en ocho días vamos a encontrarnos con el mismo problema”, dijo.

Villalba pidió inicialmente que se postergue para dentro de treinta días el estudio en particular del documento, pero al final pidió que “por lo menos sea de 22 días para hacer un buen trabajo en los cambios que necesita el proyecto para ser aplicable”, según subrayó.

Justificó que deben hacer una ingeniería jurídica que les permita no solamente la aplicación de la ley, sino al mismo tiempo poner un cerrojo al dinero ilícito y, en todo caso, generar las sanciones a los que reciben este tipo de aportes.

“No es rápido hacer esa ingeniería jurídica y vamos a mentirnos si decimos que vamos a generar rápidamente un proyecto de solución”, dijo.

El legislador de Concepción es conocido por haber sido abogado de narcotraficantes como Jarvis Chimenes Pavão y es el principal argumentador de que el proyecto de financiamiento no es aplicable.