2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de agosto de 2016, 03:40

Berlín acelera el plan para la intervención del Ejército en caso de alarma interna

Berlín, 1 ago (EFE).- La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, se propone acelerar los planes para posibilitar la intervención del Ejército en casos de alarma interna grave o de ataque terrorista, por encima de los recelos que ello despierta en la gran coalición de Gobierno.

"A finales de verano decidiremos con los ministros de Interior de los 'Länder' qué casos específicos debemos empezar a probar", indicó la ministra en declaraciones que publica hoy el popular diario Bild.

Von der Leyen apunta a la necesidad de dotarse "lo antes posible" de una regulación clara al respecto y estar capacitados para actuar "de inmediato", en caso de que se produzca una situación de gravedad nacional que obligue a activar dispositivos de seguridad especiales.

Para ello, añade la ministra, deben establecerse cuanto antes la oportuna correlación de competencias y cadenas de mando entre el cuerpo policial -que corresponde a los "Länder"- y el Ejército -al Gobierno federal-.

Von der Leyen planteó ya a mediados de julio la posibilidad de autorizar la intervención del Ejército en el interior del país, en medio de la alarma terrorista generalizada para toda Europa.

Los recientes actos de violencia y atentados yihadistas registrados en las últimas semanas en Baviera han precipitado la discusión al respecto, por encima de los recelos a ello expresados desde el co-gubernamental Partido Socialdemócrata (SPD) y también del estamento policial.

El Gobierno regional bávaro ha venido insistiendo ante la canciller, Angela Merkel, para que se refuercen los dispositivos de seguridad nacional, se endurezca la política de asilo y se impongan límites a la acogida de refugiados.

Los dos recientes atentados yihadistas fueron cometidos por refugiados -un afgano de 17 años que atacó a los pasajeros de un tren regional y fue abatido por la Policía, en Würzburg, y un sirio de 27 años que detonó la bomba que llevaba en la mochila, en Ansbach-.

La ministra de Defensa presentó a mediados de julio su "Libro blanco de Política de Seguridad y Futuro del Ejército", en que se aboga por abrir la posibilidad de que el Ejército intervenga en operativos antiterroristas en el interior del país, cuestión hasta ahora reservada a la Policía.

De acuerdo con ese volumen, la Bundeswehr -Ejército federal- debe prepararse para intervenir en el interior en caso de "atentados simultáneos", perpetrados en paralelo en distintos lugares, como los ocurridos en Francia o Bélgica, añadió entonces la ministra.

Según la ministra, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel, para atribuir esas funciones al Ejército no será preciso la modificación de la Constitución, ya que ésta permite la intervención del Ejército en situaciones de emergencia nacional o "accidente grave".

Von der Leyen pretende impulsar una modernización en profundidad de las estructuras y cometidos del Ejército, que por primera vez en décadas, además, aumentará su contingente y sus presupuestos.

En junio había anunciado la ministra un incremento de los efectivos de la Bundeswehr con 7.000 soldados más, así como un aumento progresivo de su partida presupuestaria, que pasará de los 34.300 millones actuales a unos 39.200 millones en 2020.

Tras la caída del Muro y la reunificación del país (en 1990), las fuerzas armadas habían mermado desde los 585.000 efectivos de 1990 a los actuales 177.000 soldados.