27 de julio
Jueves
Despejado
17°
33°
Viernes
Despejado
19°
31°
Sábado
Despejado
19°
32°
Domingo
Despejado
18°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Internacionales - Sociedad
domingo 17 de junio de 2012, 17:50

Benedicto XVI dice que los curas que cometieron abusos han minado la credibilidad de la Iglesia

El papa Benedicto XVI afirmó hoy que los "pecados cometidos por sacerdotes y personas consagradas contra personas confiadas a sus cuidados", de las que "abusaron" en lugar de mostrarles el camino hacia Cristo, "han socavado la credibilidad del mensaje de la Iglesia".

El pontífice hizo estas declaraciones en un vídeo enviado con motivo de la clausura del 50 Congreso Eucarístico Internacional, celebrado en estos días en Dublín.

Benedicto XVI lamentó que "la gratitud y la alegría por una historia tan grande de fe y amor" como la de la Iglesia en Irlanda, se hayan visto "conmocionados de una manera terrible al salir a la luz los pecados cometidos por sacerdotes y personas consagradas", en alusión a los casos de abusos sexuales a menores por parte de religiosos en ese país.

"¿Cómo se explica el que personas que reciben regularmente el cuerpo del Señor y confiesan sus pecados en el sacramento de la Penitencia hayan pecado de esta manera? Sigue siendo un misterio. Pero, evidentemente su cristianismo no estaba alimentado por el encuentro gozoso con Cristo: se había convertido en una mera cuestión de hábito", subrayó.

El pasado 12 de junio, el cardenal Marc Ouellet, delegado pontificio en el 50 Congreso Eucarístico Internacional, se reunió con víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos, a las que pidió perdón en nombre del papa y de la Iglesia y ante las que expresó "vergüenza y remordimiento".

En 2009 se conocieron dos informes oficiales que develaron que durante décadas centenares de niños de ese país sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes.

Tras conocer estos casos, el papa manifestó que estaba "desolado y angustiado" y que compartía con los fieles la "indignación, la traición y la vergüenza" por esos delitos sexuales.

Fuente: EFE