21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 5 de abril de 2017, 01:00

Bebé es hallado sin vida en un pozo y sospechan que su madre lo arrojó

La joven mamá, de 20 años de edad, negó en todo momento haber estado embarazada. Los médicos que la inspeccionaron aseguran que la mujer muestra indicios de haber dado a luz recientemente.

Por Robert Figueredo

CORONEL OVIEDO

Un bebé recién nacido fue arrojado al pozo de agua de su vivienda, aparentemente, por su propia madre. La casa está ubicada en la colonia Genaro Romero, de Coronel Oviedo.

La supuesta autora del hecho está identificada como Liz Mariela Cabañas, de 20 años de edad.

El caso fue descubierto luego de que la joven madre haya recurrido al Hospital Regional, donde los profesionales médicos se percataron de que la misma dio a luz recientemente, pero no estaba bien curada. La mujer llegó al hospital dos días después de haber tenido al bebé, según los datos.

Sin embargo, ante las primeras consultas de los médicos sobre su hijo, la joven negó haber estado embarazada y en todo momento sostuvo a los profesionales que jamás estuvo encinta, pese a contar con rastros de haber parido recientemente.

Ante esta situación, los médicos informaron del caso a la Policía y Fiscalía, instituciones que iniciaron las investigaciones que culminó con el horrendo hallazgo.

evidencias. Al llegar la comitiva hasta la vivienda, los investigadores hallaron en el sitio rastros de sangre que salían desde una habitación hasta el brocal del pozo de agua, donde fue localizado el cuerpo ya sin vida de la criatura, envuelto en una bolsa de polietileno.

Estas evidencias comprometen principalmente a Liz Mariela Cabañas, por lo que la fiscala Lourdes Soto ordenó su aprehensión. Asimismo, la agente fiscal dispuso el traslado del cuerpo del pequeño hasta la Morgue Judicial de Asunción, donde en las próximas horas se le practicará una autopsia, de tal manera a determinar si la causa de muerte fue un aborto. El recién nacido tendría alrededor de 8 meses de gestación, informaron los investigadores.

Liz Mariela vivía en compañía de su abuela en una humilde casa rural en la Colonia Genaro Romero, cruce Cuatro Vientos. De acuerdo a vecinos, la misma nunca presentó signos de embarazo.

Hoy sería dada de alta del Hospital Regional de Coronel Oviedo, donde se encuentra en estado de observación con resguardo policial, y llevada a la comisaría jurisdiccional.