20 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 29 de agosto de 2017, 01:00

Barrabrava es condenado a 9 años por tentativa de crimen

A nueve años de cárcel fue condenado ayer en juicio oral un barrabrava cerrista, tras ser hallado culpable de tentativa de homicidio. Según los jueces, disparó contra el vehículo de un joven para matarlo.

La sentencia afecta a Isax Alfredo Valiente Matto, quien, según los testigos, es cabecilla de la barra Loquillo, de Cerro Porteño.

Los jueces Elsa García, Arnaldo Fleitas y Olga Ruiz entendieron que se probó que el acusado, el 16 de enero del 2016, disparó contra la camioneta de Arnaldo Adrián Romero Otazú.

El fiscal Marcial Machado, durante sus alegatos, pidió 13 años de encierro para el joven. El defensor, abogado Gerardo Ortiz, requirió la absolución del encausado.

Según los jueces, se probó que el procesado había amenazado a Romero y que en la madrugada del citado día le esperó en 32 Proyectadas y Tacuary, y le disparó.

Arnaldo Romero, que conducía una camioneta Mitsubishi Triton, año 2013, logró escapar. Al día siguiente, su padre Prisciliano Romero denunció el caso.

Por su parte, la defensa sostuvo que fue Romero, que también era un barrabrava, el que disparó contra Valiente Matto.

Incluso, sostuvo que se realizó la denuncia ante la comisaría horas antes, pero la fiscala Fátima Capurro, que tiene la causa, nunca la investigó y ni siquiera le citó a declaración testifical.

Además, se atacó la pericia realizada, cuya prueba fue alterada, ya que el vehículo fue a un taller.

Los jueces consideraron creíbles las declaraciones del padre de la víctima, Prisciliano Romero, y de la madre, Adelaida Otazú.

Indicaron que tres de los testigos de la defensa habían entrado en varias contradicciones, por lo que dispusieron que sean investigados por falso testimonio.

Al final, los jueces entendieron que se probó plenamente que Valiente disparó con la intención de matar al joven Romero.

Por ello, dijeron que la pena justa y útil era la de 9 años de encierro, teniendo en cuenta el hecho punible de tentativa de homicidio doloso.