9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
viernes 5 de agosto de 2016, 01:00

Banda estadounidense de tributo a The Doors se presenta esta noche

La banda Strange Days de Los Ángeles (EE.UU.) ofrece hoy, desde las 22.00, su segundo show en el país. La agrupación tributo a The Doors se presenta en Kilkenny (España e/ Malutín). Entradas generales a G. 60.000, disponibles en la Red UTS. Informes y reservas de mesas al 609-788.

Strange Days, que toma su nombre de uno de los clásicos de The Doors, se formó en la misma ciudad donde en junio de 1965 Jim Morrison y Ray Manzarek fundaron la histórica agrupación.

La banda estadounidense culminará en Paraguay su gira sudamericana, un recorrido que los llevó además a escenarios de Brasil y Uruguay.

“Queremos mantener viva la memoria de The Doors, llevar su música a otros fans. Cuando me dicen que soy como Jim es demasiado bueno. Lo agradezco, pero él es una súper leyenda del rock, yo solo hago lo mejor para reencarnarlo”, había dicho Jason Tosta en su primera visita a Paraguay, hace un año.

En efecto, el parecido de Tosta con Morrison es indiscutible y los fanáticos alaban su talento para interpretar canciones como "Roadhouse blues", "Hello, I love you", "Light my fire", "Riders on the storm", "Love me two times", "Touch me" y otras.

Luego de dos shows realizados el año pasado en el país (en el teatro del Banco Central del Paraguay y en Kilkenny), Strange Days retorna con lo mejor de The Doors. Los éxitos de esta bandas serán revividos por Tosta, quien estará acompañado de Robert Carsten, como Robby Krieger; Alexis Óscar Ángel, como Ray Manzarek; y Dave Burdette Maidden, como John Densmore.

El concierto llega a Kilkenny Irish Pub, integrando, junto a otros grupos de covers, un circuito de bandas que forman parte de la plataforma de música Off The Record Nights.

La banda The Doors, disuelta en el año 1973, se convirtió en uno de los máximos exponentes de la psicodelia de los años 60.