5 de diciembre
Lunes
Despejado
21°
34°
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 8 de septiembre de 2016, 15:50

Bailar en "Delirio" es estar en el "Real Madrid" de la salsa, dice colombiano

Bogotá, 8 sep (EFE).- Carlos Paz, uno de los más importantes bailadores de salsa en Colombia y que lleva 45 años dedicado a la profesión, hace parte del elenco de "Delirio", el montaje que, en torno a ese ritmo, mezcla bailarines, circo y orquesta con una función social y al que él denomina como el "Real Madrid".

Nacidos en Cali, ambos -el show y una de sus estrellas-, representan un fenómeno social y cultural que convirtió a esa urbe del suroeste colombiano en la "Capital Mundial de la Salsa" y que se alimenta de nuevos bailadores en las barriadas populares en las que aún suenan, como hace más de medio siglo, las pachangas, boleros y descargas que llegaron desde San Juan, La Habana y Nueva York.

Allí nació Carlos Paz "el resortes colombiano", un bailador que se describe del "puro estilo de salsa caleño".

"A mi me apodó 'Resortes' un bailarín caleño al que llamaban Jimmy 'Boogaloo' y lo hizo por el movimiento de mis piernas y de mis rodillas, eran las épocas de ir a demostrar lo que se sabía de baile en los concursos de las discotecas", eran los años setenta y las películas mexicanas llegaban con "Tin Tan" y "Resortes", dos cómicos y bailarines que dejaron su legado en ese estilo particular de baile veloz de piernas.

Allí mismo, en Cali, nació "Delirio" en 2006, con "el propósito de reivindicar la cultura popular, promocionar la identidad de la ciudad ante el mundo y contribuir a crear un modelo de industria que facilitara un espacio para que los artistas se convirtieran en lo que quieren ser y encontraran en su arte, un oficio y el reconocimiento profesional", según la directora de la Fundación, Andrea Buenaventura.

La Fundación Delirio trabaja hoy en día con dos productos; el primero, un espectáculo orquestado de bailarines de salsa que cuenta con 300 artistas pertenecientes a 4 escuelas del género con edades promedio entre los 18 años y 25 años de edad, y que provienen en su totalidad de las barriadas caleñas, y "el circo como palabra mágica que acerca a la fantasía y la música", señaló.

Estamos en el ensayo general del show y Paz dedica unos minutos para contar cómo fueron sus inicios en el baile de la salsa, "fue pura pasión, me reunía con dos o tres personas en mi barrio y practicábamos con la música y se fue regando por los barrios cercanos que yo bailaba bien", afirma.

Así, "la gente empezó a decir que había ese muchacho que bailaba bien y como no había ese cuento de las redes sociales pues era más lento pero me hice conocer", agrega.

"Primero tuve una pareja que bailaba muy bien y con la que ganamos varios concursos pero para una presentación no la dejaron porque estaba castigada y aunque le rogué a los papás no la dejaron y me tocó bailar solo. Desde ahí comencé mi vida como solista y me empezó a ir muy bien".

Verlo bailar es algo que inquieta por igual a ojos y oídos, su montaje de la canción "Vitamina" del pianista puertorriqueño Noro Morales no deja lugar a dudas de que lleva en el alma el ritmo y que lo reproduce con sus pies al compás de la canción, "la monté hace mas o menos 10 años y como es en puro piano pensé en la forma de que cada nota la pudiera reproducir con los pies".

Es por esa época que aparece "Delirio" en su vida. "Yo estaba con otra escuela y nos llamaron para un casting, pasé y gracias a Dios ya llevó todo este tiempo, porque para mí estar aquí es como para un futbolista estar en el Real Madrid, es donde están todas las estrellas y es la gran vitrina para el mundo que tenemos los bailarines caleños", concluye.

"Paso Firme" es la segunda iniciativa de la Fundación Delirio y está encaminada a generar "una comunidad que vea en la cultura un pilar fundamental para reconstruir el tejido social" (...) "es un programa que forma a formadores y a través del cual se brindan herramientas sólidas a las escuelas de Salsa y sus bailarines para que el colectivo salsero crezca bailando", indica Buenaventura.

Los instructores, capacitados con los talleres de "Paso Firme", conforman el grupo de formadores que, junto al equipo de producción del espectáculo, desarrollan en Cali, procesos de intervención en comunidades específicas como los proyectos en la deprimida zona barrial de Potrero Grande y con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en las cárceles de Valle del Lili y el Buen Pastor.

Carlos Paz recordó, antes de perderse de nuevo en el ensayo, una vez que tenía una presentación muy importante, "siempre me pulo mucho en mi vestuario, en los zapatos, lijo la suela, en fin (...) esa vez pinté los zapatos de verde para que pudieran brillar en la oscuridad y cuando me llamaron a escena estaban durísimos y no me entraban".

"Me toco pintar unas medias negras de verde y nunca nadie se dio cuenta de que había bailado en medias y obviamente terminé con los pies verdes".

Así, sin saber bien de los detalles y anécdotas del show y de los seres que lo realizan, más de 400.000 espectadores han visto los once montajes de "Delirio" en su carpa de Cali o en las más de 350 presentaciones que lleva en Colombia y en los 19 países a los que ha ido.

"Delirio" y "Resortes" pasaron por Bogotá en estos tiempos de paz que respira Colombia, dejando la delirante idea de que habrá mejores días para todos de la mano de la música, el baile y el amor.

Carlos Andrés Valverde